La ampliación de la certificación de origen del mezcal a 15 municipios del Estado de México, adoptada por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), fue celebrada por productores mexiquenses y rechazada por sus pares oaxaqueños.

Tras el anuncio, los mezcaleros mexiquenses esperan que la bebida ancestral pueda venderse a un mejor precio y con ello superar las condiciones de vida de sus familias.

En un comunicado, el gobierno del Estado de México informó que los municipios mexiquenses que obtuvieron esta denominación son Almoloya de Alquisiras, Amatepec, Coatepec Harinas, Ixtapan de la Sal, Luvianos, Malinalco, Ocuilan, Sultepec, Tejupilco, Tenancingo, Tlatlaya, Tonatico, Villa Guerrero, Zacualpan y Zumpahuacán.

Señaló que son casi 700 productores en la entidad cuya tradición mezcalera data de hace más de un siglo, por lo que las familias que se dedican a esta actividad han logrado mantenerla en el estatus de artesanal, factor que le brinda a los productores del estado un atractivo adicional, que atrae a los compradores del  hasta hace poco, destilado de agave y hoy mezcal mexiquense.

 

En cambio, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, urgió al IMPI reconsiderar los mecanismos utilizados para otorgar la Denominación de Origen del Mezcal, toda vez que suman 500 mil hectáreas certificadas y, de incrementarse, se podría perder el prestigio y el valor ganado.

En entrevista luego de su participación en la marcha por la defensa de la Denominación de Origen del Mezcal, realizada en la Ciudad de México, dijo que no comparte la interpretación jurídica del IMPI y mucho menos la idea de ampliar la certificación a nivel nacional.

Señaló que la Ley de la Propiedad Industrial protege a un producto originario de cierta región geográfica del país, cuya calidad o característica se deben exclusivamente a las condiciones, tanto naturales como humanas.

El mandatario estatal indicó que hoy se tiene más de 500 mil hectáreas que cuentan con la Denominación de Origen del Mezcal, en tanto, del Tequila, Coñac y Champán sólo hay 100 mil, 80 mil y 30 mil hectáreas, respectivamente.

"Si seguimos con esa interpretación podemos hasta perder la Denominación de Origen", argumentó Murat Hinojosa, ya que no es un producto homogéneo por ser artesanal y, por tanto, pasaría a producirse a nivel internacional como ocurre con el vino.

TAGS EN ESTA NOTA: