GUADALAJARA.- El estado de Jalisco tiene una parte importante en la historia del futbol mexicano, con las Chivas como principal baluarte, pero también con el Oro, los Leones Negros, Atlas y los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

En la actualidad, la franquicia de la UAG es la de Mineros de Zacatecas, que junto a la U. de G. juega en la Liga de Ascenso, el club Oro ya no compite a nivel profesional y en Primera División sólo quedan el Rebaño Sagrado y los Rojinegros.

Los dos clubes son los peores en la tabla de cocientes y con un agradecimiento eterno a Veracruz, porque en caso de seguir, los Tiburones Rojos estaban destinados a perder la categoría, pero con su desafiliación la Asamblea de Dueños decidió que esta campaña no habrá descenso.

Con la llegada de Ricardo Peláez a Guadalajara se presumió que el equipo se reforzaría y que a partir de ese momento sólo se hablaría de liguillas y de campeonatos, en la realidad se tienen que ocupar en sumar puntos para sacudirse el cociente de la temporada 2020-2021.

En un fin de semana en el que los equipos chilangos derrotaron a los tapatíos, la buena noticia para los rojiblancos es que el héroe de Cruz Azul fue Jesús Corona, lo que habla de generación de futbol, pero falta de puntería.

Los Zorros la llevan peor, porque el cambio de timón de Leandro Cufré por Rafael Puente Jr. no ha dado resultados y tras caer ante América quedaron hundidos al fondo de la porcentual, para este ciclo y el que viene, donde ahora arrancarían con 57 puntos, mientras Guadalajara estaría en el lugar 15 con 69 unidades, una más que FC Juárez y cuatro arriba de Puebla.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: