compartir en:

El presidente Enrique Peña negó que la actual administración haya sometido a Elba Esther Gordillo a una persecución judicial ni que se trate de una presa política y aseguró que el proceso seguido a la ex dirigente magisterial queda en el ámbito de la Procuraduría General de la República (PGR).

Es inadmisible e inaceptable el afirmar que la maestra cuya carrera, trayectoria, es conocida públicamente, y el juicio que enfrentó haya tenido que ver con una persecución de orden político, nada más falso que ello”, aseguró Peña Nieto.

En una inédita conferencia de prensa conjunta con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo que el proceso judicial que enfrenta Gordillo Morales se basa en elementos aportados por la PGR, sobre los que se definió en su momento el Poder Judicial.

Aquí nunca ha habido ni ha habido un encono personal ni particular para quien fuera la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Hemos sido absolutamente respetuosos del proceso que ha seguido y las definiciones que ha tomado y alguna otra que eventualmente tome el poder judicial de la federación”, afirmó el mandatario.

Luego de que Gordillo Morales declarara que con su liberación se cancela la reforma educativa, Peña Nieto aseguró que “para este gobierno no reviste mayor trascendencia la posición que guarda la maestra, a la que se respeta en sus derechos político. Pero es evidente que este gobierno ha sido promotor de una reforma educativa de fondo”.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador dijo que existe un proceso legal y si la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) es declarada inocente, se tiene que respetar su participación en el ámbito sindical y político.

Sin embargo, advirtió que “ya hablé del caso de la maestra con mucha claridad y esto aplica para todos, nadie va a estar al margen o por encima de la ley, va a haber un auténtico estado de derecho (en su gobierno)”.

López Obrador refrendó el compromiso que hizo en campaña de no intervenir en los asuntos internos de los sindicatos y procurar que haya democracia sindical. “En los asuntos sindicales vamos a promover que se respete la voluntad de los trabajadores”, aseguró.

El mandatario electo dejó en claro que la reforma educativa será cancelada y sustituida “por otra reforma que va a tomar consideración, el punto de vista de maestros y de padres de familia. Mientras eso no suceda, vamos a acatar lo que está establecido en las leyes”.

Tras descartar que la exdirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) vaya a trabajar para su gobierno, López Obrador afirmó que la política educativa es una facultad del Estado mexicano y a él corresponderá definirla. Dijo que su gobierno buscará construir un consenso con maestros y padres de familia en el tema educativa.

“Acerca de la reforma educativa, tenemos que también convencer, no vencer, tenemos que incorporar a los maestros, ninguna reforma educativa se puede hacer sin los maestros, los que transmiten el conocimiento en el aula son los maestros”, afirmó.

Sobre la reforma educativa, el presidente Enrique Peña indicó que es evidente que existen dos administraciones con ópticas distintas en este tema, pero su gobierno será respetuoso de lo que en el futuro se decida.

“De algo estoy cierto, creo que a ambos gobiernos, el saliente y el entrante, buscamos que los jóvenes tengan acceso a la educación gratuita, laica, de calidad, creo que en este tema no hay disputa, más bien hay visiones diferentes de cómo alcanzar este propósito”, afirmó Peña Nieto.

TAGS EN ESTA NOTA: