Tabasco.- El pasado 18 de mayo murieron de 27 manatíes en los Bitzales de Tabasco, sin embargo, los expertos que investigaron las causas de los decesos, descartaron la presencia de toxicidad en el agua.

De acuerdo a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y los estudios realizados por el Laboratorio ABC de Química, Investigación y Análisis (ABC Analitic), el agua estaba libre de contaminación causada por hidrocarburos, metales o plaguicidas que pudieran propiciar el deceso de los ejemplares.

Los estudios se basaron en la recolección de 12 pruebas del sistema lagunar donde fueron hallados los manatíes fallecidos. Los resultados de los análisis son analizados por un grupo de expertos bajo la coordinación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) con el fin ratificar las conclusiones de la investigación.

Para dar seguimiento al caso, la Profepa aseguró que también revisará los resultados de las muestras de las plantas, peces y aves de la zona que son el alimento básico de esta especie para determinar las causas de muerte.

El 28 de julio, arrancó el protocolo de contingencia y protección del manatí, se inició la captura, transporte y resguardo temporal de los ejemplares vivos que fueron llevados a la Estación Tres Brazos para atenderlos y descartar algún daño que atente contra su vida.

Por otro lado, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), será la institución responsable de recibir y resguardar a los manatíes que sean trasladados a la Reserva de Biosfera Pantanos de Centla en la Estación Tres Brazos, donde permanecerán en confinamiento temporal para después regresarlos a su medio ambiente.

vah

TAGS EN ESTA NOTA: