Tamaulipas.- Antropólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), descubrieron la momia de un niño en el interior de una cueva de Tamaulipas.

En la caverna La Escondida, el grupo de investigadores halló un fardo funerario de petate completamente intacto, alrededor había plantas cultivables y en el interior, bajo una vasija de cerámica, se escondía la momia de un niño de, aproximadamente, 1.5 años.

En la tumba, también había 756 semillas de encino, 52 olotes de maíz temprano y cuatro pedúnculos de calabaza.

El cuerpo del pequeño va acompañado de un textil, un pendiente de concha y otro de, al parecer, de hueso.

Hasta el momento no se ha revelado la antigüedad de la momia, pero tras varios análisis de diferentes materiales encontrados en la misma cueva, es posible que su edad ronde entre 1600 a.C y 1200 a.C.

Los investigadores deducen que el sitio estuvo ocupado por diversos grupos que vivieron la transición de la cacería a la recolección.

 

vah

TAGS EN ESTA NOTA: