compartir en:

Ciudad de México.- Para levantar el bloqueo en Paseo de la Reforma y en otros puntos de la capital, la condición es que la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo reciba a los líderes del Movimiento Nacional Taxista (MNT). 

Fue el ultimátum que lanzó el secretario de Finanzas del MNT, Ángel Morales quien fue designado por los manifestantes como vocero. 

“Queremos que (Sheinbaum) escuché de viva voz nuestras demandas”, advirtió Morales y agregó que el objetivo de las protestas no es para exigir la suspensión de las aplicaciones móviles de taxis, sino exigir que éstas sean sometidas a los requisitos y obligaciones “que tenemos las unidades concesionadas”. 

Agregó que alrededor de 15 mil trabajadores del volante de la Ciudad de México y Estado de México son los que se sumaron a las movilizaciones y al menos 120 mil en los otros 28 estados. 

Advirtió que los ingresos de los taxistas concesionados han mermado con la entrada de los servicios de Didi, Cabify y Uber. 

“Ellos gozan de impunidad, mientras a nosotros nos hacen pagar impuesto y cumplir con toda norma”, sostuvo en entrevista con El Universal. 

Sheinbaum se ve sorprendida 

Por su parte, la jefa de Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum Pardo manifestó que no entiende la razón de la manifestación. 

No entendemos el porqué de la movilización. Hay una mesa de trabajo abierta que ha sido corresponsable en escucharlos, en ver la manera de atenderlos”, aseveró tras participar en un evento la mañana de este lunes. 

De igual manera, Carlos Augusto Morales, director general de Licencias y Operaciones de Transporte Vehicular de la Secretaría de Movilidad capitalina dijo que los bloqueos “no tienen razón de ser” ya que el diálogo con los inconformes ha sido constante. 

“Estamos un poco sorprendidos... hemos acompañado las reuniones en la Secretaría de Gobernación, con taxistas tanto de la Ciudad de México, como del Estado de México”, precisó en entrevista radiofónica con Pascal Beltrán del Río. 

TAGS EN ESTA NOTA: