Diego Lainez provoca un penal en victoria de Betis en Copa del Rey

EFE

GIJÓN.- Un riguroso penalti transformado por Canales y una gran jugada personal de Rodri permitieron al Real Betis pasar a los octavos de final de la Copa del Rey de fútbol ante un Real Sporting de Gijón que luchó, pero no acertó en las ocasiones que tuvo (0-2).

Diego Lainez volvió a ser titular con los andaluces y provocó un penal para encaminar la victoria de su escuadra, mientras que Andrés Guardado reapareció tras recuperarse del Covid-19.

El equipo sevillamo comenzó mandando, pero el Sporting se sacudió ese dominio en pocos minutos y suya fue la primera ocasión clara en un remate de Bogdan que despejó el portero bético con apuros.

Los verdiblancos vieron que el Sporting iba en serio y metieron una marcha más, con lo que el juego se equilibró durante bastantes minutos hasta que el árbitro se convirtió en el centro de las críticas de los 300 aficionados presentes en El Molinón.

La primera decisión unánimemente protestada fue un posible penalti de Victor Ruiz, que rechazó con el brazo un disparo de Cumic, jugada que a buen seguro hubiese revisado el VAR, inexistente en la Copa del Rey.

Minutos después llegó una jugada que iba a marcar la suerte del partido, ya que De Burgos Bengoetxea expulsó con roja directa una entrada del central rojiblanco Marc Valiente a Canales en un balón dividido.

El Sporting se quedaba con un hombre menos, lo que obligó a Gallego a hacer un cambio dando entrada a otro central, Borja López, en lugar de un centrocampista, Carmona, para reorganizar las filas y mantener cuatro hombres en defensa.

Llegó entonces la siguiente decisión arbitral que levantó las iras de los aficionados, al señalar penalti en una jugada entre Javi Fuego y Lainez que transformó Canales, el jugador que estaba llevando junto a Paul el control del partido.

El Betis dejó la eliminatoria definitivamente encauzada con un segundo gol cinco minutos después en una jugada personal de Rodri, que se internó en el área y lanzó un disparo cruzado al que no llegó Christian Joel.

Dos acciones puntuales, como el posible penalti del Betis no señalado y la expulsión de Marc Valiente, cambiaron el rumbo de un partido que hasta ese momento estaba siendo bastante igualado.

Con la eliminatoria encarrilada, Pellegrini dio descanso a Canales, y en la segunda parte fue Guardado el encargado de suplirle, lo que no cambió el rumbo del partido, ya que los béticos siguieron controlando el juego ante un Sporting que se mantuvo en la lucha y buscaba el gol.

Cumic desperdició una gran ocasión en un balón largo enviado por Aitor García que le dejó solo ante Joel Robles.

El portero visitante adivinó la intención del delantero rojiblanco y bloqueó su disparo, lo que repitió minutos después en un disparo de Pablo Pérez.

El Betis pudo marcar el tercero en un remate de cabeza de Juanmi que solo envió fuera de manera incomprensible en la última ocasión del partido.

JLR