Nueva Orleans. – El mariscal de campo de Santos de Nueva Orleans, Drew Brees, ofreció este jueves una disculpa luego de criticar a jugadores que se arrodillan en contra del racismo en Estados Unidos.

Para Brees el hecho de arrodillarse significaba una falta de respeto a la bandera y al himno de Estados Unidos, como lo hizo Colin Kaepernick en 2016. “Nunca estaré de acuerdo con nadie que no respete la bandera de los Estados Unidos de América o de nuestro país”, declaró la víspera.

Sus palabras provocaron la reacción de algunos compañeros de profesión de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), por lo que este jueves escribió un mensaje para ofrecer disculpas.


“Me gustaría disculparme con mis amigos, compañeros de equipo, la Ciudad de Nueva Orleans, la comunidad negra, la comunidad de la NFL y cualquier persona a la que lastimé con mis comentarios ayer. Al hablar con algunos de ustedes, me rompe el corazón saber el dolor que he causado”, inició en su mensaje.


Detalló: “En un intento por hablar sobre el respeto, la unidad y la solidaridad centrados en la bandera estadounidense y el himno nacional, hice comentarios insensibles y perdí por completo la marca en los problemas que enfrentamos en este momento como país”.

El mariscal admitió que sus palabras carecían de conciencia y de cualquier tipo de compasión o empatía. “En cambio, se han vuelto divisivas e hirientes y han engañado a la gente a creer que de alguna manera soy un enemigo. Esto no podría estar más lejos de la verdad, y no es un reflejo exacto de mi corazón o mi carácter”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

I would like to apologize to my friends, teammates, the City of New Orleans, the black community, NFL community and anyone I hurt with my comments yesterday. In speaking with some of you, it breaks my heart to know the pain I have caused. In an attempt to talk about respect, unity, and solidarity centered around the American flag and the national anthem, I made comments that were insensitive and completely missed the mark on the issues we are facing right now as a country. They lacked awareness and any type of compassion or empathy. Instead, those words have become divisive and hurtful and have misled people into believing that somehow I am an enemy. This could not be further from the truth, and is not an accurate reflection of my heart or my character. This is where I stand: I stand with the black community in the fight against systemic racial injustice and police brutality and support the creation of real policy change that will make a difference. I condemn the years of oppression that have taken place throughout our black communities and still exists today. I acknowledge that we as Americans, including myself, have not done enough to fight for that equality or to truly understand the struggles and plight of the black community. I recognize that I am part of the solution and can be a leader for the black community in this movement. I will never know what it’s like to be a black man or raise black children in America but I will work every day to put myself in those shoes and fight for what is right. I have ALWAYS been an ally, never an enemy. I am sick about the way my comments were perceived yesterday, but I take full responsibility and accountability. I recognize that I should do less talking and more listening...and when the black community is talking about their pain, we all need to listen. For that, I am very sorry and I ask your forgiveness.

Una publicación compartida de Drew Brees (@drewbrees) el

Contrario a lo que sus declaraciones pudieron suponer, Brees resaltó su respaldo para la comunidad de raza negra, que ha hecho diversas manifestaciones contra el racismo tras el asesinato del afroamericano George Floyd.

“Aquí es donde estoy parado: Apoyo a la comunidad negra en la lucha contra la injusticia racial sistémica y la brutalidad policial y apoyo la creación de un cambio de política real que haga la diferencia. Condeno los años de opresión que han tenido lugar en todas nuestras comunidades negras y que todavía existen hoy”.

“Reconozco que nosotros, como estadounidenses, incluido yo mismo, no hemos hecho lo suficiente para luchar por esa igualdad o para comprender realmente las luchas y la difícil situación de la comunidad negra”.

Abundó: “Reconozco que soy parte de la solución y que puedo ser un líder para la comunidad negra en este movimiento. Nunca sabré lo que es ser un hombre negro o criar niños negros en Estados Unidos, pero trabajaré todos los días para ponerme en esos zapatos y luchar por lo que es correcto. SIEMPRE he sido un aliado, nunca un enemigo”.

Brees concluyó: “Estoy enfermo por la forma en que se percibieron mis comentarios ayer, pero asumo toda la responsabilidad y la responsabilidad. Reconozco que debería hablar menos y escuchar más ... y cuando la comunidad negra habla de su dolor, todos necesitamos escuchar. Por eso, lo siento mucho y te pido perdón”.

El jugador de Santos de Nueva Orleans recibió críticas en la víspera por parte del basquetbolista LeBron James, así como de compañeros de la NFL como Cam Jordan, Michael Thomas, Emmanuel Sanders, Malcolm Jenkins y Aaron Rodgers.

Obs

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: