compartir en:

Redacción.

Todo comenzó hace unas horas, cuando se confirmó que la Academia había adelantado las fechas límite para las votaciones de esta temporada, pues la cita para la premiación se programó para el 9 de febrero.

A través de una publicación que salió ayer en el periódico Los Ángeles Times, se confirmó el adelanto en la temporada de premios que habrá este año, ya que la entrega de estos se programó dos semanas antes de la fecha regular.

Giphy

 

A esto la Academia respondido que avisó con anticipación a sus miembros el calendario de actividades, por lo que no hay motivos para que las actividades no se desarrollen plenamente con normalidad.

Entre otras cosas, se cree que esta decisión trajo un fuerte descontrol sobre la forma en que los miembros de la Academia realizaron sus valoraciones para la premiación, pues se ha dicho mucho que hasta hace un par de días había muchos votantes aún no habían concluido su revisión y puntuación de las cintas para considerar en las nominaciones. Esto se cree que también podría mermar la certeza respecto a las premiaciones de la entrega.

 

Por otra parte, incidentalmente se verá afectadas el resto de las premiaciones de la temporada, ya que estas suelen realizarse de manera previa a los Oscares, y muchas de ellas deberán anticipar sus ceremonias, además de que la economía que gira en torno a las entregas de premios deberá replantear toda su logística si no estaba prevenida.

El segundo anuncio inquietante de la temporada es que, por segundo año consecutivo, no habrá un conductor principal para la ceremonia, ya que la Academia consideró buenos los resultados obtenidos de la pasada gala, que se vio obligada a prescindir de Kevin Hart, debido a un escándalo por publicaciones homofóbicas.

gihpy

 

Sin dudas la entrega número 92 de los Oscares dará mucho de que hablar.

TAGS EN ESTA NOTA: