compartir en:

El nuevo integrante de la División de Ascenso podría conocerse pronto, pues los Tiburones de Veracruz tienen todas las estadísticas en su contra

El destino del Veracruz parece estar en la División de Ascenso. El Tiburón es el principal candidato para perder la categoría este semestre tras un flojo arranque de torneo y una racha de cuatro meses sin obtener un triunfo.

Los escualos tienen todo en contra al ubicarse a 10 puntos de distancia de Querétaro, que es penúltimo lugar de la tabla de cocientes, por lo que requiere prácticamente un milagro para darle alcance a Gallos Blancos. Para la construcción de ese milagro, Veracruz no puede darse el lujo de perder cuatro partidos clave esta temporada, el primero de ellos el próximo viernes contra Puebla, que es rival directo.

Sin embargo, aún ganando los 45 puntos que le quedan al naciente torneo no dependería de sí mismo. Por lo hecho en sus últimos cuatro torneos, el promedio de puntos de Veracruz es de 15, lo que le facilitaría el trabajo al resto de sus rivales directos, incluso Puebla podría olvidarse de ese tema si le gana el próximo viernes pues sacaría una ventaja de 18 unidades, mientras que el que más tendría que “esforzarse” sería Lobos BUAP, que con cuatro victorias sellaría su permanencia.

Otro punto en contra es la ausencia de un verdadero referente y eso pesa en mayor medida en la zona de ataque. Los escualos suman cuatro partidos sin marcar goles (los dos últimos de la temporada pasada y los dos de la campaña actual). El último tanto del Veracruz lo marcó Cristian Menéndez el 28 de octubre, día en el que León le metió seis tantos.

 

Uno de los primeros objetivos de los Tiburones es mejorar la zona baja, pues en caso de igualar en el cociente, el primer criterio de desempate para definir el descenso es la diferencia de goles. El cuadro del Puerto permitió 28 tantos el torneo pasado y en dos jornadas del Clausura 2018 le han marcado dos.

TE PUEDE INTERESAR: EL TRI IGNORA A RAFAEL BACA POR NO SER MEDIÁTICO

“Aquí todo el mundo puede perder mucho o ganar mucho, son momentos en lo que considero estar listo para tomarlo aun sabiendo que las cosas no puedan salir como todos queremos”, declaró el técnico Guillermo Vázquez el día de su presentación con el club que podría quedar matemáticamente descendido a la mitad del actual torneo.

TAGS EN ESTA NOTA: