Por Danilo Díazgranados

Para nadie debe resultar una sorpresa la estrepitosa caída en los índices de crecimiento registrada en algunos de los países que integran la llamada “Zona Euro”, números que fueron publicados recientemente.

Sin duda alguna, el efecto devastador que sobre este grupo de países ha ocasionado la crisis sanitaria se constituye en el principal responsable de la calamitosa y comprometida situación financiera, que se muestra en el más reciente informe de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat).

En conjunto, los 19 integrantes de la “Zona Euro” registraron entre abril y junio una caída del PIB de -12.1%. Mientras tanto, la contracción de este indicador, en el total de los miembros de la Unión Europea alcanzó un -11.9%.

Lidera el desempeño negativo España con -18.5%. Le siguen Portugal con -14.1%, Francia con -13.8%, Italia con -12.4% y Bélgica con -12.2%. Finalizan el grupo, Austria con -10.7% y Alemania con -10.1%.

España, sin embargo, es el país que está más comprometidos de la “Zona Euro”, y los analistas prevén que salir de la recesión le tomará al menos unos dos años.

Los representantes de la Eurostat indicaron que este comportamiento es mucho más “catastrófico” del previsto inicialmente, y que ello apuntala a que la recuperación va a ser muchísimo más lenta de lo esperada. La caída no tiene precedente alguno. Durante el primer trimestre, la economía se contrajo 3.6%. Al compararlo con similar periodo del año pasado, se reporta que el descenso fue de 14.4%.

La Comisión Europea advirtió con anterioridad que los efectos derivados de la crisis por el efecto del coronavirus serían “devastadores” para la economía del viejo continente. Y, en conjunto con el Banco Central Europeo, ha pronosticado una recesión de 8.7%. Mientras, el Fondo Monetario Internacional sitúa el desplome en 10.2%.

La caída registrada no tiene precedente alguno en la historia del PIB de la región desde 1995, año en el cual se comenzaron a llevarse estadísticas puntuales sobre el desempeño de la economía en la zona. Así que el fantasma de la recesión sigue recorriendo el viejo continente.

Imagen de danilo.diazgranados

Danilo Díazgranados

Especialista en temas financieros, económicos y de emprendimiento.

Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México