Aranxa Albarrán Solleiro

Confesiones de turista

Así somos, somos mortales,

De cuatro en cuatro nosotros los hombres,

Todos habremos de irnos,

Todos habremos de morir en la tierra… -Nezahualcóyotl

Íbamos atravesando mi abuelo y yo el camino que nos llevaría al Mictlán, hay unos señores que vienen de no sé dónde los cuales hablan una lengua distinta a la de nosotros, dicen constantemente que debemos de aprenderla para comunicarnos con ellos, castellano le nombran, pero prefiero quedarme con mi tlajtoli que es el Nahuatl. Mis padres me la enseñaron, además así mis amigos y yo muchas veces nos reímos de esos que dicen querer conquistarnos. Insisten que nuestro sagrado andar al Xiomoayan es el infierno, no saben que pasar por ahí nos dará la dicha de alcanzar una obsidiana de los muertos, sí, se me olvidaba decirles que mi abuelo Mixcóatl y yo, estamos muertos desde hace tres días y nos falta uno para llegar al final del camino, llevamos ofrendas para nuestros señores que reinan el recinto de los muertos Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl, ellos nos enviaran a una de nueve regiones, donde permaneceremos un periodo de prueba de cuatro años antes de continuar nuestra vida en el Mictlán y llegar así al último piso, que es el lugar de nuestro eterno reposo.

Me tomé el sábado de forma obligatoria para visitar una ofrenda que me acercaría a esa historia que en mi mente se elaboró del hijo de Quetzalcóatl con su abuelo Mixcóatl. La indicada fue la ofrenda de Metepec. Las ofrendas tienen el objetivo de darle a los fieles difuntos la oportunidad de regresar un día a casa. Las mesas repletas de una imagen estilo barroca a los ojos de cualquiera, son una fiesta cultural, tanto que son apreciadas no solo en México sino alrededor del mundo, catalogándonos como únicos por tener un gesto magnífico de recordar a nuestros familiares y seres queridos de esta manera.

Resulta que los invitamos a cruzar el inframundo o Xiomoayan para que se sientan consentidos consumiendo sus platillos favoritos elaborados por sus hijos, nietos, bisnietos o tataranietos. También, es un acercamiento a lo que representamos como sociedad: unión, respeto y amor, el mexicano es un ser humano invadido de amor en su alma, por eso somos gente abierta y cálida, porque nos gusta querer con cada una de nuestras partes. Dicho lo anterior, la ofrenda que se elabora en el Municipio, es dignamente un atractivo visual que debería de ser visitado por todos.

Desde el inicio de las escalinatas, volteando con una admiración sobresaliente, me puse a pensar su longitud y es que parece casi interminable desde abajo, se encuentran al principio copal, fruta, verdura, cráneos y veladoras, todo rodeado de hermosas flores de cempasúchil con ese color naranja que a cualquiera cautiva profundamente. Un poco más adelante se halla un tipo de cementerio con 11 cráneos que son capaces de quitarle al aliento a cualquiera por ser tan impresionantes.

Pasos después del cementerio, llegué al clímax –si así podría llamarle- de la ofrenda, una catrina perfectamente dibujada con materiales naturales como el maíz y granilla de mármol. De un color morado resalta su vestido, acompañada de un rojo casi anaranjado simulando un rebozo que la resguarda claramente de cualquier viento poderoso. El diseño de flores de cempasúchil, una de tamaño imponente debajo de sus pies y las otras rodeando su delicada figura. No sin olvidarme, por supuesto, del hermoso sombrero que pretende cubrir su sensible cabeza.

La ofrenda culmina con una calavera y finalmente en el fondo se ubica un esqueleto que parece la figura de un Dios antiguo, tal vez el mismo Mixcóatl que resguarda con mucha precisión a los pobladores metepequenses. El genio detrás de todo es el artesano proveniente de Huamantla, Tlaxcala José María Hernández Fernández.

Con ojos de turista, me enamoro constantemente de lo que tenemos en nuestro país y mejor aún en nuestros pueblos cercanos a la ciudad. La creatividad que emanan nuestros paisanos es fascinante y sería un agravio no apreciarla y sobre todo, presumirla. La ofrenda se expondrá hasta el 7 de noviembre y espero que cada uno de ustedes se prepare para caer en las redes del encanto que de ella sale.

Compartamos nuestras historias de turistas en Twitter: @aranx_solleiro, Instagram: @arasolleiro, [email protected] y https://everywherematters.blogspot.com/

Imagen de Aranxa.albarransolleiro

Aranxa.albarran...


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México