Por Moris Beracha

A principios de este año pocos analistas avizoraban que el precio del oro en el mercado iba a tener el comportamiento favorable, mostrado durante el pasado mes de agosto. Y es que el hacer predicciones acerca del desempeño de la economía en estos tiempos se ha hecho un tanto difícil para quienes se dedican a esos temas.

Lo que si se tiene por demás seguro es que quienes sí apostaron e invirtieron en el metal precioso han obtenido importantes dividendos. Cuando comenzó 2020, la onza tenía un valor de 1.520 dólares. En agosto superó los 2.000 dólares y se proyecta un precio de hasta 2.300 dólares por onza hacia finales de año.

El comportamiento en el precio de este commodity minero se explica con base en tres aspectos: el primero de ellos lo constituye el escenario de riesgo actual, pleno de alta incertidumbre para los inversionistas, quienes prefieren apostar por activos líquidos de calidad;  la presencia de un ambiente financiero de bajas e incluso negativas tasas  de interés y, por último, el atractivo que despierta el incremento en el precio del metal dorado, que este año ha registrado subidas por el orden de 30%. 

El precio del oro también ha significado importantes beneficios para el mercado bursátil mundial. Las acciones de las principales productoras han sufrido un importante repunte, entre ellas Barrick Gold, cuya cotización en Wall Street ha aumentado más de 38% entre enero y finales de agosto.  La empresa sudafricana Gold Fields ha visto crecer su valor en la bolsa estadounidense en casi  29%. El precio de la acción de Anglo American en la Bolsa de Londres se ha impulsado en aproximadamente 20% durante el último semestre.

A las empresas latinoamericanas también les ha ido muy bien. Podemos citar los casos de las acciones de las mineras auríferas Mineros de Colombia, Buenaventura de Perú y la mexicana Fresnillo PLC, que han mostrado un alto desempeño.

En lo que respecta a la compañía de origen colombiano, el valor de su acción en la bolsa local se ha disparado hasta 67,39%, lo que hizo que la firma proveedora de índices bursátiles Financial Times Stock Exchange la incluyese en dos de sus índices: Total Cap y Micro Cap. La acción de la empresa peruana avanzó más de 130% en Wall Street, Por su parte, la cotización de Fresnillo acuñó 64% en los últimos meses.

Por ahora, y vistos los números, el oro se presenta como una excelente opción de inversión en tiempos presentes y a futuro. Y en momentos tan convulsos, esta apuesta se presenta como la de menos riesgo para los inversionistas.

Imagen de moris.baracha

Moris Beracha

Experto en Gestión de Activos de Inversión, criptomonedas, private equity, finanzas y economía mundial.

Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México