Por Francisco X. López

En agosto de 2009 una de las polémicas más viejas de los cómics parecía resolverse. Desde 1942 el pelirrojo favorito de Riverdale había dividido su atención entre la rubia Betty Rosas y la morena Verónica Del Valle creando quizás el triángulo amoroso más famoso del siglo XX y sin duda uno de los más complejos.

Ambas chicas competían por el corazón del pecoso, dando origen a incontables historias, pero al mismo tiempo eran la imagen perfecta de las BFF (Best friends forever).

Cuando el escritor Michael Uslan presentó su idea para el numero 600 de la serie, no sólo creó una de las historias imaginarias más exitosas e importantes, también cambió el rumbo de toda una editorial. El anunció se hizo de forma sorpresiva: “Archie se casará con Verónica”; y los fans de todo el orbe enloquecieron. Por un momento dos personajes comunes y corrientes recibían más atención que los superhéroes y el debate era cada vez mayor, Archie debía cazarse con Betty, eso era lo lógico.

Después nos enteraríamos que todo era parte de una visión del futuro que Archie tenía al recorrer una vieja calle, Memory Lane. Preguntándose que será de su vida y de sus amigos al terminar la universidad, decide tomar el camino de la izquierda en la bifurcación. Durante tres meses fuimos testigos de su boda, luna de miel, vida laboral y debut en la paternidad hasta que que su visión acaba y entonces toma el otro camino, el de la derecha.

En esta ocasión quién recibe la propuesta es su primer amiga, su primer amor. Archie y Betty se casan y los acontecimientos son muy distintos, el resto de sus amigos están más involucrados en la trama y todo parece fluir de una manera más orgánica. Sus sueños no se cumplen como ellos quisieran, pero al final encuentran la felicidad siendo padres.

Esta historia marcó un antes y un después, dando inicio a la serie Life With Archie, donde ambas realidades alternas se desarrollaron durante varios años prepararando el camino para El Nuevo Archie que sacudió el mundo de los cómics en 2015, sumándose el Universo Clásico, Riverdale la Serie y Archie Horror de donde se desprendió la serie de Netflix: Sabrina.

En 2012 esta fórmula se retomaría, esta vez siendo Valerie, la guitarrista de Josie y las Gatimelódicas quien al llegar a Memory Lane se enfrentaría a su “Historia Potencial” y terminaría siendo al señora de Gómez, en una trama donde toda la pandilla vería sacudida su realidad, poniendo en peligro la carrera tanto de las Gatimelódicas como de los Archies. Al final, Valeríe es abrumada por nuevas visiones donde Archie termina casado con varias de las chicas del pueblo pero sin terminar siendo feliz, llegando a la conclusión que vivir en el presente es lo mejor y soñar con el futuro no deja nada bueno.

Así el cómic más amistoso, inocente y atemporal de todos, nos enseñó que las realidades alternativas no existen sólo para contar desastres planetarios, mostrar versiones oscuras y malévolas de los personajes y plantear enfrentamientos absurdos entre héroes. También sirven para hacernos reflexionar sobre las decisiones que tomamos todos los días y cómo nos pueden cambiar la vida.

Imagen de francisco.lopez

Francisco Xavier Lopez Martinez


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México