compartir en:

Santiago.- Al menos 64 mujeres y niñas han sido víctimas de violencia sexual perpetrada por agentes del Estado chileno desde el 18 de octubre, día en que comenzaron las protestas en el país contra la administración de Sebastián Piñera.

Las víctimas de violencia sexual han sido sometidas a desnudamientos, revisiones corporales, tocamientos y amenazas, además de ser obligadas a hacer sentadillas, entre otras actividades vejatorias, acusó el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora cada 25 de noviembre, el instituto llamó a erradicar estas prácticas.

El INDH también informó en su último recuento de víctimas de violencia del Estado que al menos mil 103 mujeres han sido visitadas por el organismo en comisarías y que ha presentado 79 querellas por violencia sexual, entre las que destacan cuatro casos de violación.

De acuerdo con distintos estudios y consideraciones de observadores internacionales, como Amnistía Internacional, la CIDH o diputados de Unidas Podemos en el Parlamento Europeo, en Chile se han violado los derechos humanos de manera sistemática durante la represión de las protestas de las últimas semanas.

Las acciones de las fuerzas oficiales contra la población no habían alcanzado tal gravedad desde la dictadura de Augusto Pinochet, quien tomó el poder por la fuerza en septiembre de 1973 tras asediar al gobierno democrático de Salvador Allende, según han estimado distintos expertos.

No obstante la gravedad de la situación, Piñera anunció ayer la presentación de un proyecto de ley para que las fuerzas armadas puedan colaborar con carabineros en labores policiacas en el país sin necesidad de decretar el estado de excepción.

El INDH recordó que la violencia contra las mujeres puede manifestarse de maneras distintas, como la institucional, la simbólica, física, psicológica, económica, sexual y laboral.

La institucional ocurre cuando funcionarios impiden el ejercicio de derechos; la simbólica mediante mensajes que representan a las mujeres como inferiores a los hombres, y la económica cuando se impide que las mujeres controlen sus bienes y dinero.

Además, la violencia laboral se presenta cuando se impide el acceso de las mujeres a puestos de responsabilidad o su desarrollo en el trabajo; la sexual cuando se vulnera la libertad de decidir sobre su sexualidad; la física cuando se atenta contra la integridad corporal y la vida de las mujeres, y la psicológica cuando se degrada, humilla, amenaza o controla a las mujeres.

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: