compartir en:

Por Nadia Venegas

Funcionaron para detectar armas y como una medida preventiva de delitos, pero a siete años de su instalación más de 20 arcos detectores de armas en el Metro no están funcionando.
Las estructuras instaladas desde 2010 en las estaciones de mayor afluencia, eran una forma de vigilancia a quienes ingresaban con mochilas o bultos.

En un inicio eran 37, ahora 17 siguen activas, confirmó el director del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, Jorge Gaviño Ambriz.

“Tenemos arcos detectores de metal que están funcionando, otros lamentablemente ya no tienen la posibilidad de utilizarse”, comentó Gaviño Ambriz.

En la administración anterior, el gobierno encabezado por Marcelo Ebrard se colcolaron 37 arcos de seguridad en las líneas 1, 2, 3, 5 y B después de que en el 2009 se pusieron a prueba 10.
Estos se encontraban en estaciones como Chabacano, 18 de Marzo, Indios Verdes, Pantitlán o Zapata.

Durante los dos primeros años de operación, según cifras del STC, se detectaron 150 pistolas y más de 130 navajas entre los usurios de este transporte.

Al cambiar la administración, el gobierno de Miguel Ángel Mancera decidió dejar de utilizarlos por tener un costo cercano a los 5 millones de pesos anuales.
Tras un incremento de delitos, se decidió volver a utilizarlos, mas no todos están en las condiciones.

Gaviño explicó que no se puede obligar a todos los usuarios a pasar por los detectores, sino que estos se hace de manera aleatoria, haciendo énfasis a aquellos que buscan ingresar con bultos.
“No podría ser o sea, imagínense ustedes 5 millones y medio de usuarios, cuántos arcos necesitaríamos, ni poniendo mil “, explicó el titular del STC.

En los meses que llevan funcionando se han detectado artículos como fuegos artificiales o machetes, entre otros artículos.

TAGS EN ESTA NOTA: