Por Israel M. Campos Montes

Ciudad de México.- Continúan los impactos negativos del coronavirus en todos los sectores que mueven la economía de México y es que en junio pasado la venta de autos nuevos registró 62 mil 837 unidades, lo que significó una disminución de 41.14 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, reveló este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El organismo autónomo indicó que estos datos son reflejo de la suspensión de actividades que hay en el país ante la crisis sanitaria por el coronavirus Covid-19, lo cual sigue generando estragos en la industria automotriz, la cual anotó su cuarto mes consecutivo con pérdidas.

No obstante, la comercialización mensual registró un alza de 49.51 por ciento, ya que en mayo pasado la demanda interna de vehículos fue de 42 mil 28 vehículos. Este repunte responde a que en algunas entidades ya comenzaron a reabrir algunas agencias.

Mientras que para el primer semestre del año el número neto indica que se han colocado 436 mil 445 automóviles, lo que equivale a un desplome anual de 31.85 por ciento, toda vez que en el mismo parámetro de 2019 se habían adquirido 640 mil 510 carros.

Al respecto, Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), comentó que la comercialización de vehículos nuevos aún es perjudicada por la pandemia, la cual ocasionó la suspensión de actividades en los pisos de venta en la mayor parte del país, así como por la crisis económica que se venía arrastrando y que tras la emergencia de salud se hizo más evidente.

“El deterioro de la confianza empresarial y de los consumidores se encuentra en los niveles más bajos desde que se lleva registro, así como la pérdida de empleos, con lo que el entorno continuará siendo negativo”, expresó.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: