compartir en:

Por Carlos Meraz

La era naïf de “Donde los Ponys Pastan”, su primer disco de 2004, ya es parte de una época de su tierno pasado y ahora, en sus XV años, llega al fin de la inocencia... Porter madura, pero no envejece, y lanza un nuevo álbum cuyo título es casi una declaración de principios: “Las Batallas”.

El sexto trabajo de la banda de Guadalajara estará disponible, a partir de mañana, viernes 24 de mayo, en las plataformas digitales y también en formato físico.

Fernando y Diego, guitarrista y bajista, respectivamente, explicaron cómo son “las batallas” que ha librado Porter —también integrado por Víctor, en la guitarra y teclados y David, en la voz— desde la grabación hasta la preparación de su gira, que llegará a la CDMX el 9 de agosto al Teatro Metropólitan.

AHORA SON EMO-CIONALES Y NO VISCERALES

El álbum más personal e introspectivo de Porter estrena, este viernes, su séptimo single “Chesko”, “una metáfora a todo eso que te envenena y te causa adicción, como las bebidas gaseosas”, explicó Diego.

“Es un álbum que habla de las emociones: muerte, miedo, perdón, amor y coraje con con el gobierno.

“Antes todo como que era infantil y visceral, ahora es más vivencial. Pero nunca sonando aleccionadores, pues somos vulnerables y no súperhombres. Por eso creo que nuestros fans, como nosotros, serían ‘emo’, pero por emocional”, aseguró Fernando.

Coincidieron que el sonido actual de Porter está más fincado en los sintetizadores y la programación, y en su show no usan parafernalia distractora, sino simplemente un circuito cerrado para mostrar lo que toca cada músico en escena, en un show que dura como 90 minutos y cuyo “setlist” abarca temas de sus cuatro álbumes de estudio.

“Por eso se llama ‘Las Batallas’ porque desde su grabación todo fue una lucha constante. No fuimos a un estudio sino acondicionamos uno y hubo problemas que sorteamos, porque la vida en sí es una batalla constante”, sentenció Fernando.

TAGS EN ESTA NOTA: