compartir en:

Actualmente, la falta de una correcta educación financiera inhibe a los mexicanos a emplear esta habilidad de forma correcta, informó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

 

En consecuencia, utilizan métodos informales de ahorro e, incluso, esquemas crediticios que podrían representar un riesgo para su patrimonio como las tandas o guardar el efectivo bajo el colchón, agregó el organismo en su publicación mensual Proteja su Dinero.

En el país, detalló, sólo 30 por ciento de los habitantes cuenta con nociones de educación financiera, en contraste con naciones como Suecia, Noruega o Dinamarca, cuyo porcentaje de población informada en dicha materia supera 70 por ciento.

Asimismo, notificó que, de acuerdo con la tercera Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), 54 millones de mexicanos emplea al menos un producto financiero, como créditos, depósitos e hipotecas, equivalente a 68 por ciento de la población nacional.

El sondeo, realizado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en coordinación con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) tuvo como objetivo identificar las principales barreras que enfrenta la población para acceder al Sistema Financiero Nacional, así como generar información estadística e indicadores de referencia.

En ese marco, el porcentaje de adultos con cuentas de ahorro para el retiro creció significativamente, pues en 2012 dicho índice representaba 28 por ciento, en comparación con los 40 puntos porcentuales registrados el año anterior.

A decir de la Condusef, el segmento de adultos sin un producto de crédito formal representó un 69 por ciento, porcentaje muy por encima de los adultos que sí cuentan con uno, el cual es del 31 por ciento.

Por su parte, las tarjetas departamentales fueron los productos crediticios con mayor uso, al estimar 61 por ciento de preferencia por parte de los usuarios, seguido de las tarjetas bancarias y los créditos de vivienda con 34 y 22 por ciento cada uno.

Educar desde pequeños, la clave de la educación financiera

Para revertir esta situación, es vital inculcar valores como el ahorro, además de rechazar el despilfarro de recursos, imperante en nuestra cultura. Al respecto, la economista y escritora Columba Casillas opina que la educación financiera es nula en nuestro país, por lo que se ha dado a la tarea de aportar a la causa con su libro titulado “La moneda mágica”, una obra pensada para que los niños en edad escolar puedan familiarizarse con conceptos básicos de economía, como inflación, ahorro, estacionalidad, entre otros.

Con información de Notimex 

JMCG

TAGS EN ESTA NOTA: