VERACRUZ.- El Congreso de Veracruz ratificó este jueves a Verónica Hernández Giadáns como nueva titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) para los próximos nueve años.

Con 38 votos a favor y 12 en contra, la funcionaria recibió el nombramiento y tomo protesta en el cargo, esto en medio de  un fuerte operativo de seguridad.

La elección fue hecha entre críticas de legisladores de oposición, por el parentesco de Hernández Giadáns con una presunta jefa de un grupo delictivo y la manera en que fue destituido su antecesor.

La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) señaló que el proceso de selección "fue un montaje" ya que desde un principio pues "se planeaba que permaneciera en el cargo pero ya como propietaria".

Nota recomendada: Audiencia española autoriza extradición de Alonso Ancira Elizondo

La diputada panista, María Josefina Torales Gamboa, acusó al gobierno del estado y a los diputados de Morena de haberla elegido para poder ocultar "las tropelías e irregularidades que se cometen con total impunidad".

Cabe destacar que Verónica Hernández llegó a la Fiscalía en medio de un clima de tensión luego de que la Diputación Permanente del Congreso local decidió separar del cargo de manera temporal al entonces fiscal, Jorge Winckler Ortiz, bajo el argumento de la falta de procuración de justicia.

En el mes de marzo, se destituyó definitivamente a Jorge Winckler del cargo al señalar que no acreditó los exámenes de control y confianza ante el Centro de Certificación y Acreditación; posteriormente, se lanzó la convocatoria para la selección del titular de la FGE.

La nueva fiscal había asumido como encargada de despacho apenas el año pasado tras la destitución de su antecesor.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: