Por: Patricia Guillén

@patito1811

Este lunes personal del Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México acudió a verificar los daños causados por el sismo de 8.2 grados en los edificios Centauro, Pegaso y Osa Mayor, ubicados en la colonia Doctores, delegación Cuauhtémoc.

Lo anterior se debe a las peticiones de los residentes, pues denunciaron el desprendimiento de varillas, así como la separación de las torres y escaleras. Pese a dichas condiciones que existen en la infraestructura, los colonos siguen habitando el lugar.  

De acuerdo con Jaqueline Carmona, administradora del edificio Osa Mayor, ubicado en Doctor Lucio esquina Doctor Navarro, comenzó a tener desperfectos desde el terremoto de 1985, luego en el sismo del 2014 y el del jueves pasado; sin embargo, las torres de 14 pisos con 56 departamentos siguen con las paredes cuarteadas.

“Poco a poco se han venido pronunciando más los daños del edificio, hasta ahora no tenemos certidumbre de alguna verificación o peritaje sobre daños estructurales, muchos no podemos irnos de aquí porque no tenemos a dónde ir, si nos dicen que debemos desalojar no podemos”, argumentó Jaqueline Carmona.

Durante un recorrido por el inmueble se pudo observar que desde el piso siete las escaleras se encuentran separadas, algunos ladrillos y varillas de los exteriores están desprendidas.

“Nos enteramos que el gobierno tiene  15% (de presupuesto) para este tipo de emergencia, decían que somos particulares pero también pagamos impuestos, nuestro edificio sí se afectó por el sismo. Si es necesario salir de aquí nos pondremos de acuerdo con los vecinos  para que nos ubiquen en algún otro departamento mientras nos resuelven”, explicó la administradora.

Por su parte, Cynthia Murrieta, directora de Protección Civil de la delegación Cuauhtémoc, precisó que sí existen riesgos en los edificios por falta de mantenimiento. “Hay que buscar a donde pueden ir los vecinos a vivir, es resolver el problema de fondo. Hasta ahorita no hay una determinación de daños, lo que sí es que hay un problema estructural; no pueden acceder del piso nueve en adelante, están por caer las paredes y las bardas, pero aún se está determinando. El jefe de Gobierno ya habló con el delegado para ponerse de acuerdo y ver qué acciones se van a tomar”, dijo.

Será en un par de días, aseguró Murrieta, cuando tengan los dictámenes, “ya les ofrecimos los cinco albergues que tenemos para guardar sus cosas o permanecer mientras continúan las acciones. Ellos nos piden un dictamen estructural para poder irse a otros lugares”.
 

TAGS EN ESTA NOTA: