compartir en:

Ciudad de México.- El bajo poder adquisitivo de los consumidores mexicanos y el alza constante de los productos de primera necesidad, han intensificado la carestía de la vida en los últimos meses.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes da a conocer los resultados de la Onceava Encuesta ANPEC, “Estancamiento y Carestía 2019”, la cual es un termómetro que busca reflejar la percepción del canal del pequeño comercio en México, ante la situación económica que enfrenta el país en la que destaca que los productos que más se han encarecido en lo que va del año son: el aguacate, limón, huevo, pan y refresco, mientras los productos que han bajado su venta son: el yogurt, quesos, embutidos, carnes y pan.

El tamaño de la muestra en esta encuesta fue de 1,142 entrevistas domiciliadas en punto de venta en las zonas metropolitanas de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, arrojando que medidas como el aumento del IEPS y el etiquetado impactarán fuertemente a las tiendas de abarrotes, pues son piedra angular de la economía mexicana.

“Los consumidores mexicanos vivimos una deflación que el gobierno federal se empeña en presumir como control inflacionario. A pesar de la estabilidad de los precios de algunos productos (que no son de primera necesidad) de la canasta básica, los productos de primera necesidad y consumo cotidiano se mantienen en una tendencia al alza”, aseguró Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes. 

Lo más leído del día

Durante 2019 el crecimiento del PIB será de 0%, esto refleja un retroceso económico del 0.58% anual en el primer semestre, una situación que no se presentaba desde hace una década y que evidencia el nivel de carestía que vive la población y que se ha justificado con los aumentos en la luz, canasta básica y gasolina encareciendo así la vida del mexicano que no encuentra la posibilidad aumentar sus ingresos.

Otros datos que resaltan de la encuesta son:  

El 71.47% dice que a los consumidores no les alcanza para la comprar los productos de la canasta básica, el 64.03% de los clientes compran diariamente los productos de la primera necesidad y el 65% de los puntos de venta siguen utilizando el sistema de fiado.

“En este país todos somos consumidores, todos estamos batallando de una manera u otra, y el ‘desarrollo con control inflacionario’ que se nos ofrece, no termina por satisfacer las necesidades básicas en la vida de las familias mexicanas”, aumentó Rivera.

De acuerdo con la última encuesta realizada por ANPEC, 60% considera injusta la actualización de los impuestos, pues terminan pagándolo los consumidores, mientras que 66% considera que para elevar la recaudación de impuestos debe haber transparencia y retorno en beneficios sociales.

“Salir del estancamiento en el que nos encontramos requerirá de un fortalecimiento del mercado interno, de la búsqueda de alianzas efectivas con el sector empresarial nacional y del extranjero para lograr una mayor inversión que genere empleos bien remunerados y una movilidad económica”, culminó el presidente de la ANPEC.

TAGS EN ESTA NOTA: