Por Francisco X. López

En La Mole 2020 tuve la oportunidad de platicar con Darrick Robertson cocreador de The Boys, con motivo del estreno de la segunda temporada de la adaptación televisiva, se presenta esta entrevista realizada en marzo pasado.
Mucha gente ha conocido tu trabajo en los últimos meses, gracias a la adaptación de The Boys.

¿Cómo ha sido para ti ver tu arte trasladado a la pantalla? ¿qué sensación te da ver tus diseños de personajes y disfraces tomar vida?
— Es grandioso. La gente de la producción me contactó desde un inicio y fueron muy incluyentes y respetuosos. Me preguntaban sobre lo que quise mostrar y que era importante para mi. Los diseñadores de vestuario se acercaban a mi todo el tiempo y eso me emocionó, porque mis personajes iban a alcanzar a una audiencia mucho mayor y el resultado final es excelente. Aún con los cambios y adaptaciones, se sigue sintiendo como mi trabajo.

Gran parte de tu trabajo ha sido retratar a tipos rudos, incluso violentos. ¿Tienes alguna preferencia por este tipo de personajes?
— Claro. Tengo un sentido del humor algo oscuro. Me gusta dibujar la violencia. Desde mi primer trabajo Space Beaver que hice a los 17 años, trataba sobre animales que tenían batallas sangrientas, lanzaban rayos, se sacaban las entrañas. Ese tipo de cosas. Me gustaban los personajes rudos y agresivos como Wolverine y Batman. Asi quye en The Boys tuve la oportunidad de poner todo eso junto en un sólo lugar.

¿Cómo es la experiencia de trabajar en un cómic sin restricciones en la acción, el lenguaje y la violencia?
— Al principio tuvimos restricciones, por eso dejamos DC y continuamos en Dynamite. Había muchas cosas que no podíamos hacer y al final agarramos nuestras cosas y nos fuimos a otro lado (risas). En Dynamite la libertad que tuvimos fue maravillosa, y no quiero que se piense que estaba ansioso por dibujar situaciones sangrientas y grotescas, pero los guiones de Garth Ennis no podían ser suavizados, las situaciones terribles, sucias y pertubadoras estaban presentes todo el tiempo y para mi era un reto, al final todo tenía que resolverse en el papel y la narrativa, las imágenes eran el reto. Mi trabajo era que el lector sintiera las situaciones tal y como estaban en el guión.

Eso que mencionas lo pude sentir en la miniserie de Nick Fury que hiciste para Marvel MAX.
— ¡Totalmente! Esa fue mi primera colaboración con Garth y fue polémica porque mostramos a un Fury violento, mujeriego, que se embriagaba y maldecía, pero fue muy divertido.

Regresando a The Boys, la historia tuvo un final ¿Sientes que aún quedo algo por contar sobre los personajes?
— Creo que en su momento se cumplió con el objetivo, la serie duró varios años. Actualmente se está realizando una serie nueva que muestra qué pasó con The Boys después de 12 años. Está dibujada por Russ Braun, y yo hice algunas portadas. Así que aunque no estoy tan involucrado, es grandioso regresar a un mundo que amo tanto.

¿Esperabas un recibimiento como el que te dieron los fans Mexicanos?
— En realidad no. Fue una gran sorpresa. No imaginaba el amor que tenían por esta serie y debo decir que esta convención ha sido una de las mejores para mi.

La serie se publicó completa y la nueva edición se presentó en pasta dura.
— Así es, pude ver los tomos que me trajeron a firmar y es increíble la calidad de la edición. No puedo creer todo lo que este trabajo significa para los fans de México.

Imagen de francisco.lopez

Francisco Xavier Lopez Martinez


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México