Por Mike Volta 

Sí, mis estimados lectores, las personas por muy hermosos sentimientos y recuerdos de amor que puedan darnos, llega un momento en el que faltan; y está terrible ley de la vida, que siempre nos pone a prueba con la lección de la muerte, nos brinda la maravillosa oportunidad de la reflexión, para darnos cuenta que hoy no somos los mismos que ayer y que seremos diferentes mañana, pero hoy; Tenemos aún este presente, qué es el gran regalo de la vida. 

Que hermosa trascendencia del gran legado que, como artista, músico, compositor y cantante, nos ha dejado el gran Charles Aznavour....... para mis propios adentros, “el chaparrito”. 

Por supuesto que el mote de cariño antes mencionado, no se lo puse yo, sino que así le dijo siempre mi madre, yo relacionaba siempre las canciones del chaparrito, con la sonrisa, el amor, e incluso el lenguaje que usa mi mamá!! 

Y lo digo porque a mí muy temprana edad, cuando por fin aprendí a usar el tocadiscos; que en esos años se tocaban acetatos de “33 y 45”; el futuro      Mike Volta; ponía los cuentos y canciones de Cri Cri, de Disney, Alberto Lozano, José Guardiola y Rosa Mary. 

Pero también aprendí (y muy bien) a tener a la mano los discos del “chaparrito” en español; Y esto no era precisamente porque a esa corta edad de seis años los refinados gustos musicales del infante incluyeran la exquisitez de las canciones del hoy extinto cantante francés, sino que tenía el gran y extraño poder de generar en mi madre hermosos sentimientos que fulminaban cualquier mal humor, enojo e incluso coraje. 

Así entendí que “algo” había en esa voz y esas canciones que me daban la oportunidad de devolverle, aunque sea por momentos, algo de amor a mí ya no tan molesta progenitora. 

Luego entonces, al escuchar la letra de las canciones, encontré un mundo musical fascinante; un hombre con gran sentimiento y notablemente enamorado que podría contra toda adversidad por lograr el amor de la joven dama, llena de gracia, belleza y distinción... y todo ello ocurre en lugares de Europa... Paris, Venecia, Verona etcétera. 

Y por si esto fuera poco, los arreglos musicales maravillosos, al estilo Paul Mauriat; las historias las letras me parecieron magníficas; su lenguaje sobrio, elegante y distinguido; definitivamente nada que ver con la forma de componer actual. 

Sin embargo lo que siempre me movió del “chaparrito” (1.61 estatura); fue ese sentimiento de pertenencia familiar que me causaba; esa invariable regresión al amor familiar, ya que además muchos los escucharon y hasta sus frases usaban.....”te enciendes más sis mas” (así sonaba) y yo me reía; jamás supe lo que era un acto de “manon” jajaja y de niño pensaba que era un “acto de balón” y yo pensaba: “que bonita forma de decirle a un partido de fútbol” ......además de que me parecía un remedio muy desesperado el celebrar un aniversario con un partido de fútbol; esto de la canción “buen aniversario” drama que no pudo ser entendido hasta vivirlo en propio pellejo. 

Tan fuerte era la tranquilidad que irradiaba esta la música y voz de este gran artista, que recuerdo una terrible noche en que iba siguiendo a una ambulancia que llevaba a un gran amigo mío accidentado.... y para yo mismo tranquilizarme puse mi cassete del “chaparrito”; obteniendo aún esa ansiada tranquilidad maternal, con La Paz que dio siempre esta hermosa música. 

Tan bella música, tantos recuerdos y se actualizan ante esta pérdida... habrá quien diga “ya supéralo”; tal vez ignoran tantas cosas que se quedan grabadas además de los discos. 

Siempre admiraré el trabajo de los músicos, y mucho más de los compositores y cantantes, me identifico con ellos y los respeto, no son para siempre, pero su trabajo sí, las canciones trascienden y no hay nada mejor que ser feliz oyendo música; pero buena música por Dios!!! No banda ni reaguetton!!! 

 

Ahora si que liberen al Kraken!!!

 

 

Entrometido con 'el chaparrito'. Adiós Charles...

Imagen de miguel.contreras

Mike Volta


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México