Por Mike Volta

¡¡Ah que tiempos aquellos del día del Presidente!! ¿Recuerda?

Pero antes de que usted se dé a la noble y divertida tarea de abrir botellas de un Brandy del mismo nombre y similar en su  mala calidad; debo aclararle lo siguiente:

Una de las tradiciones de los tiempos de los Gobiernos de antes que se parecían al actual, era sin duda, [email protected] lector......, Siiii el día PRIMERO de SEPTIEMBRE, día del informe presidencial, obligación constitucional del primer mandatario de informar al Congreso de la Unión, Del estado que guarda la Administración Pública encargada al titular del poder ejecutivo.

Recuerdo que ese día, inclusive se suspendían las clases, se transmitía desde temprano en cadena nacional, en donde una amplia red de comentaristas y analistas políticos se encontraban en diversos puntos de la ciudad, en donde especulaban respecto de lo bonito del traje que usaría el primer mandatario, la lista de los asistentes e invitados especiales, ¿como se realizarían los honores a la bandera?, ¿quien contestaría el informe, para agradecerle al Tlatoani Presidencial su benevolencia?, ¿en que vehículo iría? ¿Quienes lo acompañarían?..,habría algún tipo de valla en el camino al palacio legislativo y se aventarían papelitos tipo confeti lleno de aplausos por lo requetebién que seguro estaría todo.

Lo que históricamente fue un momento de aplausos, agradecimientos, proyectos y besamanos, se fue gradualmente transformando en un lamentable espectáculo, de lágrimas, justificaciones, interpelaciones, faltas ridículas de respeto parlamentario y demás elementos que terminaron por cancelar el show y entonces solo se limitó a entregar el informe por escrito y generar un mensaje por medios a la nación.

Qué bonito era antes ver en los medios entrar al recinto legislativo al dueño y conductor máximo de los destinos del país, dispuesto a darnos en un breve discurso de no menos de tres horas, un resumen de los grandes logros y metas alcanzadas, retos próximos y con la inminente solicitud de paciencia y comprensión al pueblo, de las metas no alcanzadas o temas convenientemente olvidados.

Pero sin duda era una gran demostración de poder y de ego centralizado en una sola persona, quien asumirá el papel de heroico baluarte y defensor de los derechos de los más desfavorecidos, y de los que menos tienen, en contra de los mezquinos intereses de quienes lo único que pretenden es la destrucción de México.

Actualmente estamos viendo que muchos de los olvidados modos y costumbres de esos tiempos, han vuelto, y la pregunta obligada sería ¿habrá informe de Gobierno a la vieja usanza por parte de AMLO?.

Pues parecería que las cosas están acomodadas de tal suerte que pudiera regresarse a tales circunstancias, con una mayoría en el Congreso de su propio partido, y una oposición aunque firme con la educación suficiente para no ponerse una máscara de Cerdo o algun otro desfiguro.

Así que, de ser así estimado lector, muy probablemente se implementará de nuevo la Ley Seca para ese día (así que yo les recomiendo tomar precauciones, para que si ustedes desean que su “día del Presidente, tenga una connotación más divertida, y menos aburrida, tengan listas sus botellas de líquido ídem... o  incluso podría liberar al Kraken!!!

Y ya me imagino los memes!!!!

Comenten.

Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México

Imagen de miguel.contreras

Mike Volta


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México