Por Mike Volta

¡Ahí viene el lobo! Nos lo dijeron desde febrero de 2020. Vimos el ejemplo de Europa, pero decidimos tomarlo a la ligera. Ellos se guardaron, hicieron toque de queda y, aún así, el Covid-19 causó grandes daños; mientras acá hicimos cumbias y memes, nos burlamos. El gobierno lo tomó a la ligera y luego fue como “anillo al dedo” .

Ah, pero vieron que no era ninguna mentira y que el drama del Covid-19 se instaló a la perfección en un país con mayoría de gente ignorante que no supo usar cubrebocas, y le jugaron al vivo y los curiosos semáforos ya parecían luces del árbol de navidad; presionados por la inactividad económica y el hambre.

Escuchaba al sr Cepillín diciendo que si pasan a semáforo rojo, el iría al Zócalo a exigir el verde para que la gente no muera de hambre, porque el hambre mata menos que el Covid-19.

Así seguro pensará mucha gente y traerá el cubrebocas pintado como el propio payasito de la tele.

Y nos están de nuevo diciendo: “ahí viene el lobo” y aunque venga el mismísimo KRAKEN, nadie tiene pensado quedarse en casa otra vez. 
 ¡Primero muertos! Y las fiestochas de jalogüín y la visita de panteones, las ofrendas para mostrar a los muertos lo orgullosos que estamos de nuestra necedad y nuestra ignorancia. 

Comenten

Imagen de miguel.contreras

Mike Volta


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México