NANOPÁRTICULAS ¿TE SUENA FAMILIAR?... PUES DEBERÍA.  

En muchas ocasiones los temas de plática se enfocan a las cosas grandes, lo macro, grandes construcciones, grandes proyectos, el mundo, el espacio... el infinito universo. 

Pero muchos ignoramos frecuentemente la existencia de ese fascinante mundo microscópico del cual se componen los elementos que compartimos y que tienen trascendencia con nuestra vida cotidiana y por supuesto con nuestra salud. 

Platicando con un Joven y distinguido estudiante de Biología, me comenta que en la época actual es común que las personas no tengan un interés en conocer a profundidad que es lo que se están comiendo, parece no preocuparles lo que se están exponiendo día a día.  

No hace falta necesariamente estar cerca de productos químicos agresivos que abiertamente ponen en riesgo la salud; como ácidos o solventes para ser propenso a intoxicarse; hoy en día la poderosa avanzada industria alimenticia y también la cosmética integra en la elaboración de sus productos diversos componentes que llevan todo tipo de partículas potencialmente nocivas directamente a la comodidad del hogar.  

DANIEL ACUÑA ARGÜERO, estudiante de tercer trimestre de biología en la FES IZTACALA de la UNAM me comentó que entre estas partículas existe un tipo peculiar con usos extraordinarios, pero con consecuencias preocupantes, las Nanopartículas. 

Bien, Hablemos de las nanopartículas, las cuales, me platica Dany juegan un papel crucial a la hora de la manufactura de productos de uso común.  

Estas partículas se encuentran desde dentro de un dulce hasta el maquillaje, esto último debido a propiedades como una excelente reflexión de la Luz, (cualidad básica para el maquillaje); siendo las nanopartículas de dióxido de titanio (TiO2) las principales utilizadas en cosméticos, entre otros productos de uso cotidiano. 

En diversas investigaciones literarias del tema se han enunciado algunos efectos de las nanopartículas de TiO2 donde se han encontrado como uno de los principales culpables de la fibrosis pulmonar en trabajadores de las industrias dedicadas a manufacturarlas, lo que implica un riesgo de trabajo; aunque ellos, los trabajadores m no son los únicos expuestos a ellas.  

Desde niños consumiendo algunos dulces, hasta mujeres a lo largo de su vida al maquillarse, es así es como surge la necesidad de conocer a detalle que llevamos a nuestra boca o a nuestros bellos rostros.  

Con la finalidad de entender y comprobar todos los efectos de las partículas de TiO2 en la Universidad Nacional Autónoma de México se llevó a cabo una serie de experimentos con células humanas (células de pulmón) expuestas a estas nanopartículas. 

En estos experimentos se encontró que estas nanopartículas provocan perforaciones en las células de pulmón si se exponen por periodos prolongados, derivando en enfermedades como fibrosis e inclusive cáncer pulmonar, esto debido a que alteran la estructura de la célula, donde la membrana celular y algunas partes internas se ven afectadas.  

Esto claramente representa un problema directo a la salud y más alarmante es, que el mismo daño que provocan es que la población no está informada y por lo mismo no conoce y no está consciente de que hay en los productos de uso cotidiano.  

Grandes preguntas surgen entonces ¿Quiénes son los más expuestos?  ¿Podemos evitar exponernos a ellas? ¿Hay más nanopartículas dañinas en los productos de uso cotidiano? 

Si bien las nanopartículas se encuentran a nuestro alrededor, el mantenernos informados sobre sus efectos y los productos que más las contienen es de vital importancia para evitar exponernos a ellas por periodos prolongados.  

Algo tan sencillo como cambios en la alimentación o evitar maquillarse todos los días puede hacer la diferencia.  

Las investigaciones en estos campos por parte de universidades o de las mismas empresas que manufacturan productos con nanopartículas son de vital importancia para tener un completo entendimiento de sus efectos a la salud, así como es nuestra responsabilidad como consumidores conocer que estamos comprando.  

Considero que es necesario realizar investigaciones más rigurosas en el campo de las nanopartículas y que los productos que las contengan como maquillajes o plásticos incluyan advertencias de los materiales de los que están hechos y sus afectos en la salud, ya que este es  un claro ejemplo, de que gran parte de lo que no vemos, puede matarnos; aunque, por supuesto en controversia con los intereses económicos de importantes y poderosos monstruos industriales, que les conviene que permanezcamos ignorando esto ya que de lo contrario se liberaría al Kraken!!!

Imagen de miguel.contreras

Mike Volta


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México


También te puede interesar