Por Mike Volta

Sin duda la tecnología ha rebasado límites insospechados, su uso para la administración de recursos tanto en forma personal y corporativa se ha hecho cada vez más cotidiano; las diferentes opciones a su vez se van modernizando y con esto facilitando al usuario el manejo de sus recursos y la información de los mismos para su propio bienestar, con seguridad y confianza. 

El uso de cheques, y operaciones en ventanilla cada vez se va reduciendo y en su lugar el uso de las plataformas informáticas en internet y a través de dispositivos móviles van tomando a su paso el manejo de los recursos en forma confiable y segura; sin embargo, no todas las plataformas funcionan de la misma manera dependiendo de su propio usuario y con ello se ha generado una competencia entre los diferentes bancos.  

Banamex por ejemplo ofrece una plataforma ágil para poder realizar consultas de saldos, transferencias entre cuentas propias y de terceros de otros bancos incluso en fines de semana por montos que no sean muy significativos; con el solo uso del teléfono inteligente vinculado a la identificación dactilar es posible, sin embargo, a veces la aplicación funciona lentamente y también no resulta fácil el accesar a la información de las cuentas para transferir recursos cuando éstas son numerosas. Pero la información sigue estando sujeta a la espera de 24 horas para conocer detalles de los movimientos, y muchas veces tardan horas en reflejarse en la cuenta las transferencias realizadas desde otros bancos. 

Por otro lado Santander también posee una app bancaria móvil bastante amigable en donde la información de movimientos bancarios es inmediata, y la administración de las cuentas para pagos y transferencias interbancarias resulta muy fácil de generarse; y sus procedimientos de seguridad también resultan confiables.

Curiosamente una de las app bancarias que también son una buena opción es la de Banco Azteca que permite también todo el tipo de operaciones anteriores, pero sin la terrible espera de media hora para hacer transferencias a cuentas nuevas de otros bancos, permite visualizar la información de los créditos otorgados con y sin intereses; e incluso permite comprar dólares; ahhhh pero no se emocione mi [email protected] [email protected] porque no podrá retirar el billete verde; antes tendrá que convertirlo a pesos, lo que no es nada agradable. 

Y claro sigue siendo opción el depósito en las tiendas de conveniencia y se refleja de inmediato en estas plataformas; claro, tampoco le exijas al del Oxxo saber tantas matemáticas. 

Hay muchas más apps bancarias con pros y contras, pero al final el usuario decide y tiene de dónde escoger; puede controlar límites de tarjetas, obtener efectivo en cajeros sin el uso de tarjetas; sino con el solo uso del teléfono lo cual puede ser muy benéfico para el control de gastos de empleados o incluso de adolescentes. 

Se facilita mucho el manejo del dinero, pero también por lo mismo esa información en manos equivocadas puede ser terrible así que a cuidar sus claves, cuentas y sus teléfonos ya que de lo contrario se liberará al KRAKEN!! 

 

O usted que podría decir o sugerir? 

Imagen de miguel.contreras

Mike Volta


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México