Por Mike Volta

Es sorprendente estimado lector, la gran serie de nuevas formas que ha adoptado nuestra sociedad, producto y no de los tiempos modernos; estamos inmersos en mundos paralelos entre lo real y lo virtual y al mismo tiempo esas realidades están entrelazadas como una amalgama de nuevas expresiones para evidenciar a lo que hemos llegado actualmente.

Definitivamente hay obligación de adaptarse y esto requiere de mucho esfuerzo a cada generación de acuerdo a sus propias habilidades, conocimientos y valores.

El uso de múltiples aplicaciones en los teléfonos inteligentes y en diversas cuestiones de la vida cotidiana hacen desesperar a no poca gente.

Cada vez pareciera que es más impersonal la relación humana, y con cierta incongruencia cuando se cuenta con los medios de poder obtener información casi de cualquier tema y de cualquier persona.

Las reuniones familiares se han convertido en muchos casos en juntas calladas donde hay prolongados silencios con cabezas bajas por consultar el smart phone, y además esta conducta es socialmente aceptada. Los cargadores de teléfono y la clave de Wi-Fi se han vuelto indispensables para todos.

¿Y es que cómo no hacerlo así?

El smart phone es herramienta ahora indispensable para enterarse de las noticias, del estado del tiempo, de la cotización del peso frente al dólar, de la bolsa de valores, de los resultados de los deportes, de las calificaciones de los hijos, del saldo bancario, del estado de salud de la tía lejana y de las vacaciones de tus primos, del calendario escolar, la lista de útiles, del trabajo cotidiano del doctor, del amagado, del ingeniero, del arquitecto, del maestro con sus alumnos, de la lista del súper, de la peluquería del perro, del servicio del coche, de la cotización de las vacaciones, de los compañeros de escuela, de la traducción de idiomas, brújula, Verificacion vehicular, biblioteca musical, literaria, de películas y vídeos, de la agenda diaria, de los cumpleaños de casi todas las personas que conoces, reloj mundial, central de alarmas, oficina de correos, teléfono local y de larga distancia con opción de videollamada, edición de documentos, localización de personas, instrumento esencial para el chisme en todas sus modalidades, compartir chistes, ofertas, menú de comida, alerta sísmica, compra-Venta de objetos, monitoreo de niños, jóvenes, esposas, maridos y amantes, acercamiento a los lejanos y alejamiento de los cercanos, monitoreo médico, de sueño, opción válida para contactar a indeseables sin necesidad de hablarles, chingo de memes de todo lo que ocurre en todas partes del mundo y por si fuera poco enterarnos diariamente de cómo AMLO cada mañana nos informa sus novedosas nuevas formas de hacer lo que quiere para seguir destruyendo el andamiaje de nuestro país etc.

Casi Todas nuestras conductas están ya relacionadas con esto.

¿Como fue posible que pudiéramos vivir antes?

¿Se ha dado cuenta [email protected] [email protected] la cantidad de cosas que hoy tiene que hacer y que va a hacer, por mando específico y a través de su smart phone?

Una caída de internet, WhatsApp o Facebook u otras  pueden significar pérdidas millonarias, de confianza, del amor mismo.....de la propia individualidad.

Así es; como se lo podrá imaginar se ha liberado al Kraken y es un smartphone.

¿Qué comenta al respecto?

Imagen de miguel.contreras

Mike Volta


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México