Por Mike Volta

Todos pasamos por momentos difíciles en la vida, y generalmente la concebimos como un camino que siempre es transitado tranquilamente por campos verdes y por senderos floridos y sin peligro alguno......cuando por desgracia ocurre alguna situación triste o difícil de sobrellevar, comúnmente le llamamos, “un bache en el camino”, algo que es pasajero; que momentáneamente nos detiene, que pensamos y compartimos con la gente como algo que pronto pasará y será superado, para volver a ese camino ....limpio, bello, hermoso y lleno de felicidad y oliendo a rosas.

Evidentemente ese camino del que hablo no existe en esta ciudad CDMX y mucho menos para recorrerlo en automóvil, por muy bonito o resistente que este sea.

De verdad que como si se tratara de un cuento de terror, manejar en la Ciudad de México y la zona conurbada; incluso en algunas carreteras aledañas se ha convertido en un verdadero martirio, digno del más atrevido nazareno, o el más super super héroe chipocles!!!  tal vez concebido en la pacheca mente de Stan lee, MARVEL o DC comics.

En efecto, ya no simplemente un conductor es eso, ahora es “héroe sin capa”, que debe estar pendiente de todos los peligros de esta gran urbe.

Primero por no ser nuevamente presa de la inseguridad que a diario nos tiene con miles de nuevas formas de prevenirnos, de esta maldita delincuencia que a veces los medios hasta parecieran premiar a un asesino multiserial dándole tiempo y espacio.......pero; ya en lo que es el tránsito citadino, en estar tratando de no interferir en el importante camino de un sobreprotegido y chillón ciclista, un peatón, o una jardinera de esas nuevas y estupidas ideas que solo parecen haber sido concebidas con la finalidad de estorbarnos y aumentar el tráfico, (además de gastar recursos verdad?) encontrarnos con una nueva carrera ciclista o el nuevo maratón para conmemorar la existencia del chicharrón en salsa verde, la diaria marcha o manifestación contra los baches y hoyos en Monterrey; una filmación en horas pico, una colisión incomprensible, un nuevo cierre por obra, una inexplicable feria en una vía principal, una recurrente inundación y .....etcétera (la lista es interminable).

Pero debo decir y el lector no me dejará mentir; que en el ultimo año ya es verdaderamente alarmante y sorprendente la gran cantidad de hoyos, baches, mega baches, coladeras sin tapa y terribles zanjas infames, que están distribuidas por toda la ciudad, parecen no darse abasto, ya no es solo una llanta ponchada que era nueva, ahora se ensañan con la llanta completa, el rin, incluso la propia suspensión; es en verdad alarmante como los encargados de mantener en condiciones de circulación las calles han sido rebasados por este mal en particular, ello seguramente porque el personal destinado encargado o contratado para la realización de labores de Bacheo y cuidado de la calle, se la pasó en las ricas mieles de las campañas políticas y brillan por su ausencia y cuando están; lo hacen a la hora de la salida de las escuelas.....genial verdad?.

El grave problema ya no es privativo de las zonas específicas de la ciudad, yo invitaría estimados y amables lectores a que mencionaran en sus comentarios, ese odiado bache o el hoyo que tienen que librar diariamente, camino a la escuela, camino al trabajo, incluso debe comentarse que las propias aplicaciones de tránsito como Waze y google maps, ya son insuficientes para dar tales alertas completamente en sus plataformas.

Pero eso no es todo....la cosa generada va a ponerse peor, ya que si al Dios Tlaloc se le ocurre jugar con estos baches, a llenarlos de agua tendremos unos verdaderos cenotes citadinos, muy difíciles de ver, van a tapar los baches, pero con agua!! solo habrá que confiar en la memoria, y en la buena suerte.......hay noticias y leyendas terribles de camiones tragados literalmente presa de esos horrendos hoyos.

“El bache nuestro de cada día” la gran oportunidad que tienen los gobiernos para “hacer” como que” trabajan” cuando en realidad pareciera que con tal de gastar y repartir el presupuesto, hacen hoyos para tapar otros y eso parece ser LITERAL.

Y por supuesto obligar al gobierno a que responda por estos daños resulta prácticamente imposible, y como siempre quien acaba pagando el pato, es la ciudadanía, incluso son pocos los que se preocupan por brindar protección a los vehículos contra estos problemas al comprarlos, sólo se de la marca HYUNDAI que tiene un seguro interesante en sus autos nuevos.

Yo les pediría nuevamente amables lectores que al comentar esta publicación, indicaran cuáles son los hoyos o baches, que más tienen presentes de acuerdo a su zona; y coméntenle al Kraken!!! Ya que hay algunos incluso que ya les pusieron una plantita, un cono, una llanta; hasta un tambo de tránsito ya que incluso en vías rápidas existen tal cantidad de verdaderos agujeros abísmales que pueden ocasionar accidentes de proporciones muy peligrosas o incluso fatales; en realidad es una monserga diaria el tener que lidiar además con estos terribles peligros enemigos de nuestro patrimonio y de nuestra cartera, ya ir en zigzag es por esquivar hoyos no por borrachos!!

Ya ni que decir del terrible tráfico que tiene esta ciudad por ésta y otras razones; en verdad considero que el gobierno capitalino está rebasado en estos temas, incluso el tema de la basura y la ineficiencia para reciclarla, resulta un verdadero problema que en forma de bola de nieve se avecina para esta ciudad y parecería que lo andado hasta ahora lo echarán para atrás.

Y por cierto con este corte que se avecina, ya están juntando  agua?

Esta ciudad necesita soluciones drásticas y verdaderas ya que estos terribles problemas se han agudizado y en verdad no parece haber voluntad política y mucho menos recursos para prevenirlo, evitarlo y resolverlo.

Que podremos hacer como sociedad civil para que no nos rebasen estos temas?; de verdad podemos creer que la solución estará en un gobierno que parece ser experto en procrastinar estos temas importantes?

Yaaa que liberen al Kraken!!

 

Entrometido en los Baches

Imagen de miguel.contreras

Mike Volta


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México