compartir en:

México.- Tuvieron que pasar 13 años para que el Estado mexicano se disculpara públicamente con la periodista y activista Lydia Cacho, por la transgresión de sus derechos humanos al ser víctima de tortura y discriminación.

En un evento, se reconoció que el gobierno falló al no proteger la integridad de la comunicadora, al igual que sus faltas en la libertad de expresión y la no tortura.

“A nombre del Estado mexicano le ofrezco una disculpa pública por la violación a sus derecho humanos en el marco del ejercicio de libertad de expresión”, declaró Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, y agregó que aceptaban la responsabilidad de los hechos ocurrido hace 13 años.

 

 

Por su parte, la periodista, indicó que muchas mujeres se han jugado la vida por defender los derechos humanos y lo menos que esperan es que “el gobierno de este país tenga la mitad de valentía que nosotras hemos tenido”.

“Ni torturadas, ni perseguidas, vamos a poder someternos al poder del periodismo machista ni al poder patriarcal. Queremos que haya justicia para las mujeres”, declaró al tomar la palabra.

Agregó que hace casi 14 años enfrentó una de las batallas más importes de su vida y que luchó por mantenerse con vida para defender a sus amigos, colegas y la sociedad, pues se rehúsa a ser sometida.

“Estoy aquí por este país que se niega a asumir su realidad”, sentenció.

Lydia Cacho aceptó la disculpa del gobierno federal y pidió ejercer justicia por todas las víctimas que se han encontrado en una situación similar a la de ella.

La periodista, que fue detenida en diciembre de 2005 por su libro “Los Demonios del Edén”, aseguró haber perdonado a sus torturadores, pero previamente declaró en entrevista con Carmen Aristegui que, después de tantos años estaba cansada de buscar justicia y que ya era hora.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: