compartir en:

México.-A partir de este 7 de mayo los exportadores de jitomate mexicano deberán pagar un arancel del 17.5 por ciento para poder ingresar su producto a Estados Unidos, esto luego de la eliminación del Acuerdo de Suspensión a la Investigación Antidumping a las Exportaciones Mexicanas de Tomate.

Ante este panorama, a través de un comunicado, la Secretaría de Economía (SE) mostró su preocupación por la decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos (DoC), e indicó que el pago de este impuesto implica un gasto anual superior a 350 millones de dólares para los exportadores.

Señaló que la situación podría ocasionar que muchos pequeños y medianos comercializadores de jitomate al extranjero se ven imposibilitados a pagar este impuesto, por lo que hizo un llamado al DoC y a los productores de ambos países para que alcancen un nuevo Acuerdo de Suspensión que beneficie a todas las partes.

La SE señaló que a pesar de que el gobierno de México no es parte de este acuerdo y no puede participar en la negociación, con el apoyo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) y la Embajada de México en Estados Unidos acompaña y apoya a los productores de esta verdura en el país.

Cabe destacar que el jitomate es el tercer producto agrícola de exportación de México, solo detrás de la cerveza y el aguacate, además, 1 de cada 2 tomates que se consumen en Estados Unidos, son mexicanos.

Por lo que, de acuerdo con la Universidad de Arizona, los consumidores de este producto en el país vecino también resultarán afectados con un incremento de precios entre 38 y 70 por ciento.

“El Acuerdo de Suspensión, durante más de dos décadas, permitió regular el acceso del tomate mexicano, en un mercado con una creciente demanda y ofreció a los consumidores estadounidenses y a las industrias que utilizan al tomate como insumo, allegarse a una mayor variedad de tomates, de mejor calidad y a menores precios”, concluye el documento.

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: