México.- Mujeres policías que acompañaron la marcha de la Marea Verde en favor de un aborto legal y seguro apagaron, con extintores en mano, el fuego que un grupo denominado bloque negro prendió sobre el pavimento frente a la Catedral Metropolitana, donde también se registraron pintas.

En tanto, diversos comercios ubicados sobre avenida Pino Suárez cerraron al momento en que un grupo de mujeres entró al Zócalo de la capital, mientras decenas de personas, compradores y visitantes, se alejaban para evitar alguna agresión o incidente.

El Gobierno de la Ciudad de México descartó que las elementos de la Unidad Táctica de Auxilio a la Población (UTAP) de la Secretaría de Seguridad Ciudadana hayan utilizados gases lacrimógenos durante sus labores de resguardo en la marcha.

El bloque negro, integrado por unas 100 mujeres, marchaba a la vanguardia de los contingentes, distinguiéndose del resto porque sus integrantes cubrían lo más posible sus rostros, con trapos o paliacates verdes, incluso con máscaras blancas.

Cuando un hombre intentaba ponerse al frente de la protesta activaban una máquina de supuestas decargas eléctricas, cuyo sonido resultaba intimidatorio. Y a los que insistían, pese a que en la convocatoria se determinó que los hombres se colocaran atrás de la marcha, los pintaban con aerosol o tinta negra.

También sobre la Avenida Juárez pintaron la cara a un hombre de negro que las grababa con insistencia con su celular.

“Exigir justicia no es provocación”, coreaban las integrantes del bloque negro y los contingentes que venían atrás de ellas.

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: