Redacción.

El laureado Festival de Cannes podría sucumbir ante la alarma sanitaria por COVID-19, ya que según declaró Pierre Lescure, su presidente, al diario francés “Le Figaro”, podría cancelarse si la situación no mejora en lo que resta del mes, para comenzar la organización en abril. En caso contrario, naturalmente, el festival se verá cancelado.

Respecto a las pérdidas que esto significaría para el comité organizador, Lescure declaró que si bien han recibido propuestas de aseguradoras para cubrir la posible contingencia, estas no llegan a cubrir ni la décima parte del total de la inversión, por lo que en caso de cancelar esta edición la enfrentarían sin apoyo externo.

 

A pesar de lo anterior, aún están programado el anuncio de la Selección Oficial para el próximo 16 de abril, siguiendo con el calendario del festival.

Recientemente Francia ha implementado medidas restrictivas de “Fase 2” para evitar que el número de muertes y decesos se incremente; entre las que destacan la prohibición de concentraciones de más de 1000 personas o reuniones en espacios cerrados, lo cual ha afectado profundamente la ejecución de eventos deportivos y culturales, así como espectáculos en dicho territorio de Europa.

TAGS EN ESTA NOTA: