BOCA DEL RÍO.- La batalla legal entre Fidel Kuri, dueño de los Tiburones Rojos del Veracruz y la Federación Mexicana de Futbol (FMF) continúa a seis meses de la desafiliación del club, ya que Ana Peniche, funcionaria del organismo deportivo, demandó al empresario por intimidaciones y violencia de género.

De acuerdo a información publicada por el portal As, Ana Esther Peniche, directora de general de regulación y asuntos deportivos de la FMF, presentó la demanda en contra de Kuri Grajales, por incitar a la violencia a los aficionados del Veracruz, por señalar como responsables de la desafiliación a la propia Peniche y a otros dos directivos (Enrique Bonilla y Alejandro Irarragorri).

También se agregó en la querella violencia de género en contra de la directiva de la FMF, y se solicitó una orden de alejamiento como medida de protección.

Fidel Kuri es acusado por filtrar información reservada a sus asesores jurídicos y en caso de ser encontrado culpable podría ser condenado a dos años de cárcel de acuerdo al código penal de Veracruz.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: