EFE

ZÚRICH.- La FIFA estimó que la pandemia supondrá un costo este año de 14 mil millones de dólares al futbol mundial y anunció que 150 asociaciones nacionales de las 211 que la integran y cuatro confederaciones ya solicitaron las ayudas del Plan de Apoyo Covid-19, dotado con mil 500 millones de dólares para subvenciones y préstamos.

El finlandés Olli Rehn, presidente de la comisión de la FIFA encargada del programa Covid-19 y vicepresidente de la Comisión de Gobernanza, ofreció detalles del desarrollo del plan, que en su tercera fase contempla subvenciones de 1 millón de dólares para las asociaciones y 500 mil dólares más para futbol femenino y de 2 millones para las confederaciones.

Rehn dijo que según las estimaciones de la FIFA y de expertos externos, "la situación general antes de la pandemia de Covid-19 era que el futbol a nivel de asociaciones miembro y de clubes tenía un valor aproximado de 46 billones de dólares" y que esa era la previsión para 2020 "en caso de que la pandemia no hubiese ocurrido".

"La FIFA reaccionó para mitigar el efecto dramático de la pandemia en el futbol y su economía. Está en una posición financiera fuerte y toda la organización está comprometida con ello", indicó en un encuentro con medios, en el que consideró que la vigencia del plan dependerá de la evolución de la situación en 2021.

De acuerdo a este programa, todas las federaciones tienen a su disposición una subvención de solidaridad de 1 millón de dólares a pagar en dos cuotas -500 mil desde julio de este año y 500 mil a partir de enero de 2021- y otra más de 500 mil específicamente para futbol femenino también desde julio pasado.

También pueden solicitar préstamos sin intereses de hasta el 35 % de sus ingresos anuales auditados y presentados a la FIFA antes del 1 de marzo de 2020.

Independientemente de los ingresos, las federaciones tienen derecho a solicitar uno o más préstamos que sumen un valor total de 500 mil dólares. Ninguna podrá superar un máximo de 5 millones.

Desde el pasado julio las confederaciones tienen igualmente derecho a recibir una subvención de 2 millones de dólares y a solicitar uno o más préstamos que sumen un valor total de 4 millones de dólares.

El plan exige que los fondos se destinen a actividades dirigidas al reinicio de las competiciones, protocolos para ello, la participación de las selecciones en torneos, la contratación de personal, el mantenimiento de las infraestructuras futbolísticas y el abono de los gastos administrativos y operativos, entre otras, además del destino finalista de la partida para el futbol femenino.

En este sentido se refirió a la solicitud de México para este apartado, la de Brasil para apoyar los test en el futbol femenino y la de Uruguay para garantizar el trabajo de su personal y que su federación esté operativa.

Según los requisitos del plan las federaciones que soliciten una subvención deberán presentar a la FIFA un informe antes de enero de 2021 sobre el uso de la primera cuota de esta ayuda. De igual modo tendrán que hacer las confederaciones una vez que hayan gastado todos los fondos.

"La corrupción no tiene sitio en el futbol", afirmó Rehn, que aludió a las reformas de gobierno acometidas por la FIFA con aspectos como la limitación de mandatos y la política de transparencia sobre sus finanzas y o procesos como los de las candidaturas mundialistas al ser preguntado por casos de corrupción anteriores en la organización.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: