Ciudad de México.-Horas después de la advertencia que hiciera la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo que se llegaría “hasta sus últimas consecuencias” en el caso del supuesto espionaje realizado por servidores públicos durante el mandato de Miguel Ángel Mancera, en contra de políticos, la Fiscalía General de Justicia capitalina informó que ya abrió una investigación sobre este hecho.

La FGJCDMX señaló que especialistas en trabajos de inteligencia y de la policía cibernética trabajan diferentes hipótesis para aclarar una posible red de vínculos que podría involucrar a funcionarios públicos de todos los niveles.

“Por instrucciones de la titular de la institución, Ernestina Godoy Ramos, se formó un grupo especial multidisciplinario, integrado por agentes del Ministerio Público, policías de investigación con diferentes especialidades, así como personal de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales”, precisó el órgano autónomo a través de un comunicado.

Agregó que este grupo es liderado por la Coordinación General de Investigación Estratégica para llevar a cabo las indagatorias sobre las presuntas actividades de carácter político, posiblemente desarrolladas en un inmueble ubicado en la calle Manuel Márquez Sterling, en la colonia Centro.

Destacó que en las diligencias se integró la declaración de al menos 30 personas, trabajos de gabinete y de campo realizados por agentes de la Policía de Investigación, análisis de la Policía Cibernética, así como diversos dictámenes periciales.


Foto: Especial

Además, señaló, que se realiza el análisis forense de diversos equipos de cómputo y archivos, para ubicar información relacionada a las distintas actividades.

Al tratarse de una investigación en curso, la Fiscalía explicó que no es posible revelar mayores datos, “con la finalidad de no violentar lo establecido en el Código Nacional de Procedimientos Penales”.

El pasado martes, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) reveló que desde el número 15 de la calle Manuel Márquez Sterling se realizaban escuchas telefónicas, desde 2013, a cientos de actores políticos, en su mayoría opositores al entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México y ahora senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Miguel Ángel Mancera Espinosa.

La labor de los espías era recabar fotografías, documentos y audios que pudieran dar información sobre reuniones de los políticos con el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador. La investigación de MCCI además resalta que el teléfono de Claudia Sheinbaum Pardo también fue intervenido.

TAGS EN ESTA NOTA: