compartir en:

Lo que parecía una publicación más para Kim Kardashian se convirtió en polémica, ya que varios usuarios aseguraron que en un video que subió a Snapchat se pueden observar sobre una mesa rastros de cocaína, ya que a sus espaldas, aparecen dos líneas blancas; inmediatamente, sus seguidores comenzaron a especular que se trataba de una sustancia ilegal.

Ante la situación, Kim utilizó su cuenta de Twitter para desmentir y negar rotundamente la versión; afirmó que sólo se trataba de azúcar y que sería incapaz de "jugar" con algo así, ya que tiene hijos; sin embargo, más tarde aseguró que eran unas manchas formadas por el mármol.