compartir en:

Por Óscar Reyes

@18versatil

En septiembre de 1938, cuan­do Inglaterra recién entraba a la Segunda Guerra Mundial, Sigmund Freud se encontró con C.S. Lewis para debatir sobre la existencia de Dios, el amor y las creencias de los se­res humanos.

A pesar del cáncer bucal, de­bido a su excesivo tabaquismo, Freud nunca dejó de reflexio­nar, por lo que “La última sesión de Freud” está centrada a 20 días de su muerte, la cual ocu­rrió el día 23 del mismo mes a  causa de una sobredo­sis de morfina.

La representación, que se estrenará el próximo 4 de agos­to en el Teatro López Tarso, es el regreso a los escenarios de Luis de Tavira, quien dará vida al psicoanalista, mientras que Álvaro Guerrero encarnará al escritor cristiano.

En conferencia de prensa, De Tavira afir­mó:

“No es una obra que sea conceptual, fi­losófica ni teológica, sino que es una repre­sentación humana que deba­te desde el corazón de la crisis del espíritu en un momento li­mite y decisivo, ya que por la radio los personajes escuchan que Hitler le ha declarado la guerra a Gran Bretaña”.

También describió a Freud y a Lewis en un encuentro conmovedor, pero salvaje; profundo y divertido sin des­cuidar el humor, así como la locura; en consecuencia, el público pondrá en tela de jui­cio temas como la existencia del mal en el mundo.

Por su parte, el productor Jorge Ortiz de Pinedo destacó  la participación de Luis de Tavira, a quien ca­lificó como un director ex­cepcional que regresa a su carrera de actor; agradeció a Alejandro Luna por su parti­cipación como escenógrafo en la puesta en escena.

En su oportunidad, Álva­ro Guerrero habló de su par­ticipación como C.S. Lewis, a quien describe como un per­sonaje inteligente, pero que a pesar de la lógica de su per­sonalidad recurre a la religión para explicar su vida.

“La puesta en escena reto­ma diversos temas bastantes modernos como la creencia en dios, la sexualidad y la ho­mosexualidad. Lewis y Freud tienen un confrontamiento un poco ríspido, pero am­bos se tienen aprecio”, afirmó Guerrero.

Cabe destacar que el dra­maturgo José Caballero es el encargado de la nueva tra­ducción y adaptación de “La última sesión de Freud”, obra de Mark St. Germain. La pues­ta en escena tiene un costo de 160 pesos y se presentará los viernes a las 9:00 de la noche; sábados 6:00 de la tarde y 8:30 de la noche mientras que los domingos habrá funciones a las 6:00 de la tarde.

TAGS EN ESTA NOTA: