compartir en:

Las últimas investigaciones sobre el incendio en la alcaldía de Iztapalapa, en el que murieron siete niños, apuntan a que todo fue un accidente, aseguró la titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos.  

“La causa está clara no es un asunto donde alguien sea responsable (…) lo importante era determinar si fue cuestión provocada o accidente y al parecer fue accidente”, aseveró.

Explicó que de acuerdo con el dictamen pericial un papel y un cerillo iniciaron el incendio que se propagó rápidamente debido a que había ropa y otros objetos, y a que la casa en si era muy inflamable  por estar hecha de lámina y madera.

Aseguró que ya han declarado todos los implicados en el asunto y que se investiga si hay omisión de cuidados infantiles de parte de los padres de los menores fallecidos pues ni siquiera estaban registrados.

“Son situaciones en las que se concentra todo lo que tiene que ver con la pobreza, un terreno irregular, falta de trabajo y adicciones”, dijo por ello los gobiernos de la ciudad y de la alcaldía prestarán atención integral a las 32 mil personas que se encuentran en situaciones similares en Iztapalapa.

TAGS EN ESTA NOTA: