compartir en:

México.-El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, reconoció que las fuerzas armadas actuaron "de manera anticipada, con deficiente planeación, así como falta de previsión” en las acciones en contra de Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”.  

En conferencia de prensa, donde el Gabinete de Seguridad dio a conocer los detalles sobre los hechos ocurridos ayer en Culiacán, Sinaloa, el funcionario detalló que “la fuerza participante fue agredida cuando se encontraba en espera de orden de cateo lo que desencadenó una acción directa en el domicilio donde estaba Ovidio Guzmán López”.

"Actuaron para poder obtener un resultado positivo, no vislumbraron que se presentaría este tipo de condición y no esperaron la orden de cateo", declaró.

Indicó que el hijo de “El Chapo” nunca estuvo formalmente detenido, lo que confirmó el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, quien detalló que fue debido a un “retraso burocrático” en la obtención de la orden de cateo al domicilio en el que se ubicaba Ovidio.  

Durazo destacó que lo ocurrido ayer fue un operativo directo en contra de Ovidio Guzmán con fines de extradición a Estados Unidos, resaltó que ante la liberación del hijo del capo de Sinaloa no se puede hablar de un Estado fallido, sino de un operativo fallido.

“No podemos hablar por el retraso de un proceso burocrático, de un Estado fallido. No se actuó en el proceso establecido de planeación, esto tampoco nos lleva a hablar de un sistema fallido, pero sí de un operativo fallido”, apuntó.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: