compartir en:

Puebla.- Orlando Orea, es un fugitivo de la justicia estadounidense y es buscado por la Oficina Federal de Investigación (FBI); asimismo, es investigado por el homicidio de dos policías ministeriales de Puebla.

Este jueves, la Procuraduría General de la República (PGR), en coordinación con la Secretaría de Marina (Semar), logró detener al sujeto en el municipio de Acatlán de Osorio, Puebla, para ser trasladado al Ministerio Público de la Federación y determinar su situación jurídica, pues enfrentará cargos tanto en México como en Estados Unidos.

Orea asesinó el pasado miércoles a dos elementos de seguridad cuando éstos trataron de detenerlo, a partir de ese suceso, los policías y soldados iniciaron un operativo para localizarlo y llevarlo ante la justicia.

"Esta persona, asegurada junto con dos armas de fuego, fue capturada en inmediaciones de un domicilio ubicado en el municipio de Acatlán de Osorio, Puebla, sin uso de violencia, ni afectación a terceros y en todo momento le fueron respetados sus derechos", se lee en el comunicado.

En el país vecino el detenido es acusado del homicidio de Mike Jones, ex entrenador del equipo de futbol Red Bullus, en 2012; en ese momento, la autopsia del occiso reveló que fue cortado en el cuello, torso y le faltaba una oreja.

Después de que Orea fuera el principal sospechoso, las autoridades descubrieron que había comprado un boleto para trasladarse a México, lo que lo convirtió en un prófugo.

Pero ahora que lo han arrestado en territorio azteca, habrá que determinar si primero será extraditado a Estados Unidos para que cumpla su sentencia y después regrese a México para hacer lo propio o si se hará a la inversa.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: