compartir en:

Por Vanessa Arriaga

“Impuros: Hasta que la muerte los separe”, es la nueva serie de Fox, la cual está basada en hechos reales y se ambienta en Río de Janeiro, Brasil, en los años 90 durante la guerra de narcotráfico que se desató en dicha ciudad.

Germán Palacios, es el actor argentino que encarna a Arturo Urquiza, un hombre que es capaz de llegar hasta las últimas consecuencias con tal de salvar a su hermano, quien necesita un trasplante y está al borde de la muerte.

El intérprete reveló en entrevista con Diario de México que ésta es una narcoserie que refleja cómo era la vida en una favela brasileña en aquella época donde, al parecer, unirse a los narcotraficantes, era la única salida para una familia de escasos recursos económicos.

“Me resultó muy atractivo cómo funciona una favela por dentro, cómo es la estructura social dentro de ésta (…) no tienen demasiadas salidas y el narcotráfico está ahí a la orden del día para capturarlos como una de las salidas posibles”.

Agregó que su personaje de Arturo Urquiza se desarrolla a partir de su interés por ayudar a su hermano y resolver su problema aunque ello implique unirse a una célula delictiva; algo que le agrega mucha sensibilidad y dramatismo a la historia.

“Lo que me llamó mucho fue el interés que ellos tenían respecto a cómo contar esta historia del narcotráfico y realmente lo que querían era contarla a partir de los vínculos, poder contar a partir de lo que realmente le pasa a cada personaje”.

Justamente los vínculos, señaló el actor, es lo que hace a esta propuesta de narcoserie importante y sobresaliente del resto, pues el centro de la historia son los problemas de cada uno de los personajes y cómo los resuelven o empeoran con el transcurso, ya que incluso hay un policía, Víctor Morello, que tiene problemas de alcoholismo, o el propio Palacios que se une a la delincuencia para salvar una vida.

“Urquiza anda preocupado por su hermano, intentando que pueda sobrevivir a su estado crítico de salud, eso es algo que es muy lindo de interpretar porque, más allá de cualquier juicio moral que se pudiera hacer sobre este tipo de personajes, podemos contar emociones”.

Para Germán Palacios ponerse en la piel de un narco brasileño en realidad no fue un reto, sino algo emocionante por la claridad con la que le presentaron la historia y la sensibilidad de Urquiza, pues finalmente, actuar para él es un juego, un acto lúdico con el que aprende y se divierte.

“Impuros: Hasta que la muerte los separe” ya se estrenó a través de Fox y quienes la vean seguramente podrán identificarse con algunas situaciones, ya que nos muestra cómo cada uno puede ser héroe o villano de su propia realidad.

TAGS EN ESTA NOTA: