EFE

MÉXICO.- El fiscal general de México, Alejandro Gertz Manero, defendió este miércoles que el exdirector de Pemex Emilio Lozoya, imputado por la red de sobornos de la trama Odebrecht, reciba "beneficios procesales" a cambio de destapar la red de corrupción del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Durante un foro virtual de El Colegio de México, el fiscal general recordó que "la ley permite al Ministerio Público dar facilidades para obtener información" cuando un acusado promete "aportar datos suficientes para ir al fondo de un asunto", como ocurrió con Lozoya.

"No se le ha dado ningún beneficio procesal que no vaya en ese sentido", dijo Gertz Manero sobre Lozoya, para quien la Fiscalía General de la República no pidió prisión preventiva tras ser extraditado a México desde España.

"No es justo para este país que las cosas queden en chivos expiatorios. Se trata de encontrar el fondo y la verdad de lo que realmente ocurrió", reiteró el fiscal al defender el pacto alcanzado con el exjefe de Pemex para que delate a otros implicados.

De todas formas, Gertz Manero subrayó que a pesar de estos beneficios la acusación contra Lozoya sigue en pie dado que el acuerdo "no significa ni que se le haya excluido de responsabilidad ni que se le haya dado algo que no esté dentro del marco legal".

El que fuera director de Petróleos Mexicanos (Pemex) entre 2012 y 2016, bajo la presidencia de Peña Nieto, fue extraditado el 17 de julio desde España acusado de haber recibido 10,5 millones de dólares de la trama Odebrecht y de participar en la compraventa irregular de una planta de fertilizantes.

El exfuncionario aceptó su extradición tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía por el cual recibiría beneficios procesales a cambio de destapar las redes de corrupción del Gobierno de Peña Nieto.

Este mismo martes, Lozoya cumplió su promesa al denunciar a Peña Nieto y a su exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, de haber usado el dinero de los sobornos de Odebrecht para comprar favores.

Lozoya no ha pisado en ningún momento la cárcel en México, puesto que compareció ante el juez desde un hospital privado al que fue internado con anemia y tras recuperarse la Fiscalía rechazó pedir prisión preventiva.

El fiscal defendió este miércoles que el exjefe de Pemex afronte su proceso en libertad a diferencia de Rosario Robles, exsecretaria de Desarrollo Social de Peña Nieto, quien lleva a un año en prisión preventiva por presuntamente permitir el desvío de fondos públicos a través de universidades en el caso conocido como la Estafa Maestra.

Gertz Manero justificó que Lozoya está colaborando con la Fiscalía por un caso que generó un daño patrimonial de 400 millones de pesos para el Estado, mientras que Robles no hizo lo mismo, cuando en su caso hubo un daño de 15 mil millones de pesos.

"La jerarquía de los daños merecerían la conducta solidaria con el Estado mexicano para descubrir esa llamada Estafa Maestra", reivindicó.

DVC

TAGS EN ESTA NOTA: