Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador avisó que se presentarán denuncias por los daños ocasionados por parte de campesinos que se oponen a la entrega de agua a Estados Unidos en la presa La Boquilla, en Chihuahua.

Durante la mañanera, explicó que es necesario tomar acciones legales debido a que se trata de bienes públicos que son propiedad de todos los mexicanos y “se tienen que cuidar y proteger”.

“Informarles que se causaron daños a plantas de generación de energía de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y se están presentando denuncias para que la autoridad también investigue sobre los responsables de estos hechos”, enfatizó el mandatario.

Según las autoridades, los actos de vandalismo en la central hidroeléctrica están valuados en 100 millones de pesos.

El pasado viernes 11 de septiembre, Carlos Andrés Morales Mar, director Corporativo de Operaciones de la CFE, aseveró que entre los destrozos sobresalen alteraciones al cuarto de control, pantallas y dispositivos de control para la automatización de la operación de las cuatro unidades generadoras.

Además de daños en los cuatro reguladores automáticos de tensión de la central hidroeléctrica, así como en los tableros de arranque y paro local de la unidad número dos, de una máquina que tenía más de 100 años de antigüedad.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: