compartir en:

México.-Como parte de las acciones para cumplir con los acuerdos establecidos con autoridades estadounidenses en temas migratorios, el gobierno federal instaló una mesa permanente con los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador con quienes analizará las acciones para atender el flujo de migrantes y la acción inmediata del Plan Integral de Desarrollo para Centroamérica.

Durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, destacó que ayer mantuvo conversación con los embajadores de los nombrados países, mientras que hoy se prevé establecer comunicación con los presidentes.

Informó, además, que luego de reunirse con representantes de las secretarías de la Defensa Nacional, de la Marina, autoridades de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración, se acordó iniciar con el despliegue del nuevo cuerpo de seguridad en la frontera sur.

“Estamos en la fase de implementación del plan especial. El despliegue de la Guardia Nacional avanzará de manera rápida en los próximos días”, declaró el canciller.

Señaló que los cinco componentes del plan especial para migración están en marcha; detalló que Francisco Garduño, comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social federal, comenzará inmediatamente con las acciones en el tema migratorio y Horacio Duarte, subsecretario de la Secretaría del Trabajo ya inició con las labores en cuanto asilo a indocumentados.

El funcionario federal señaló que el próximo viernes habrá otro encuentro con autoridades migratorias de Estados Unidos con el objetivo de garantizar que las audiencias en materia de asilo sean en el menor tiempo, que por parte de México, es de 180 días en promedio.

Asimismo adelantó que por instrucción presidencial, también el viernes se reunirá con los gobernadores de Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Veracruz y Campeche para compartirles el programa y acordar acciones comunes.

Por su parte, el primer mandatario destacó que “es todo un desafío” demostrar en un plazo que hay otra vía para enfrentar el fenómeno migratorio”, la cual consiste en atender las causas de la migración y no solo apostar al uso de la fuerza, sino dar opciones a la gente, “esa es la vía mexicana y por eso aceptamos el desafío”.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: