compartir en:

México.- Las condiciones del clima no dan tregua y ahora le tocó al Bajío. Luego de que el domingo las calles de la zona metropolitana de Guadalajara, Jalisco fueran azotadas por una intensa granizada que causó severos daños a vehículos e inmuebles; la madrugada de este lunes San Miguel de Allende, Guanajuato, se cubrió de “blanco” por la caída de granizo. 

A través de las redes sociales, los usuarios difundieron videos y fotografías donde se aprecian las calles con una capa de hielo y, en algunas zonas, inundaciones por las lluvias. 

La altura alcanzada por el granizo y el agua fue hasta de medio metro. 

Por el momento, autoridades estatales no han dado un reporte oficial sobre las posibles afectaciones en el municipio guanajuatense. 

TAGS EN ESTA NOTA: