compartir en:

Como delantero, Nicolás Otamendi es un excelente defensa. El zaguero de Argentina demostró en el duelo contra Chile que lo suyo lo suyo es reventar balones y así falló una opción clara que habría puesto a su selección con una cómoda ventaja 2-0 antes del descanso.

Otamendi, zaguero del Manchester City, se sumó al ataque en una jugada a balón parado y el esférico le quedó cómodo para inflar las redes, pero el defensa evidenció su poca afinidad en el área rival y a escasos metros de la línea de gol voló el balón como si se tratara de un despeje.

Lionel Messi había adelantado a Argentina vía penal desde los 16 minutos y con su gol su equipo se fue al descanso ganando 1-0.

 

TAGS EN ESTA NOTA: