El especial navideño de Netflix “Jesus Gay” ha estado cubierto de polémica, ya que como su nombre lo indica, aborda una temática alterna al relato de la tradición religiosa cristiana, que ha resultado ofensivo para distintos sectores de la sociedad.

 

Sin embargo, la situación ha llegado a niveles insospechados, ya que el pasado 24 de diciembre las instalaciones de la productora brasileña “Porta dos Fundos”, responsable del proyecto, fueron atacadas con bombas Molotov por un grupo de extrema derecha que se autodenomina “Comando de Insurgencia Nacionalista Popular de la Gran Familia Integralista Brasileña”.

 

El acto terrorista fue supuestamente adjudicado por dicho grupo mediante un video subido a redes sociales, a través del cual también se muestra a dos hombres lanzando los mencionados proyectiles hacia las oficinas de la productora, pero hasta ahora las autoridades no han validado dicha información.

Según información de The Hollywood Reporter, la contingencia fue atendida efectivamente por dos guardias de seguridad del edificio y no se reporta ningún herido ya que no había personal en las instalaciones.

Hasta ahora las autoridades brasileñas y Netflix se han reservado un comentario la respecto, pero la productora ha publicado a través de sus redes sociales que espera que la situación se solucione, apelando a la tolerancia y la libertad de expresión.

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Na madrugada do dia 24 de dezembro, véspera de Natal, a sede do Porta dos Fundos foi vítima de um atentado. Foram atirados coquetéis molotov contra nosso edifício. Um dos seguranças conseguiu controlar o princípio de incêndio e não houve feridos apesar da ação ter colocado em risco várias vidas inocentes na empresa e na rua. O Porta dos Fundos condena qualquer ato de violência e, por isso, já disponibilizou as imagens das câmeras de segurança para as autoridades e espera que os responsáveis pelos ataques sejam encontrados e punidos. Contudo, nossa prioridade, neste momento, é a segurança de toda a equipe que trabalha conosco. Assim que tivermos mais detalhes, voltaremos a nos manifestar. Mas, por enquanto, adiantamos que seguiremos em frente, mais unidos, mais fortes, mais inspirados e confiantes que o país sobreviverá a essa tormenta de ódio e o amor prevalecerá junto com a liberdade de expressão.

Una publicación compartida de Porta dos Fundos (@portadosfundos) el

Desde su lanzamiento, el pasado 3 de diciembre, se ha impulsado una petición en internet que pide que la cinta se retire de la plataforma y los creadores ofrezcan una disculpa. Hasta ahora, la iniciativa ha logrado reunir dos millones de firmas.

TAGS EN ESTA NOTA: