Redacción

Alison Carey, la hermana de la cantante neoyorquina Mariah Carey, denunció ante la Corte Suprema de Nueva York que la madre de ambas, Patricia, la “forzó” a tener sexo con hombres adultos cuando tenía 10 años de edad, expuso en los documentos legales que proporcionó al tribunal, según difundió el tabloide británico The Sun.

Alison, quien se dedicó a la prostitución durante años, fue diagnosticada con un trastorno de estrés postraumático (TEPT), originado por una infancia marcada por la explotación sexual. Incluso reveló que su madre le obligaba a ver orgías en las que participaban menores, así como a presenciar “rituales satánicos”. 

SECRETOS DE FAMILIA

Alison Carey, de 57 años, advirtió que todos esos episodios vividos durante su infancia le provocaron un TEPT que derivó en una adicción a las drogas.

Según la información publicada por Daily Mail se sabe que Alison trabajó durante una temporada como prostituta antes de que su hermana se hiciera famosa y que es seropositiva.

De acuerdo con el medio británico se cree que después de años pidiendo ayuda económica públicamente a Mariah por su situación de desamparo, ha perdido todos sus dientes y ahora está desesperada por conseguir dinero.

Ya en 2018, Alison afirmó en una entrevista que un miembro de la familia solía llevarla a reuniones de ocultismo, donde “sucedían cosas terribles, cosas que un niño nunca debería ver” y fue abusada por adoradores encapuchados bajo la amenaza de que “si contaba lo que estaba pasando, dañarían a Mariah”.

cmd

TAGS EN ESTA NOTA: